La planta de biomasa que propone Ence ya fue rechazada en el 2010

La pastera incluía esta oferta para evitar su salida de Lourizán en el 2018


pontevedra / la voz

El planta de biomasa que Ence propuso a la Xunta en los terrenos de Lourizán tiene las mismas características que la rechazada por la Consellería de Industria en el verano del 2010. La pastera envió en noviembre a la Administración autonómica una petición para levantar dos plantas de biomasa, una de ellas en Pontevedra, y la otra en un punto intermedio entre la capital y Santiago, y concluir la pasarela de madera de la ría, a cambio de consolidarse en su actual ubicación.

El proyecto presentado en la Consellería de Medio Ambiente indignó a la dirección del departamento por considerar inadmisible este tipo de procedimientos, pero fuentes de la empresa aseguran que ya han analizado la disponibilidad de biomasa en Pontevedra y permite «hacer cosas importantes». La Xunta recalca que están de acuerdo en que se apueste por la cogeneración con un proyecto real, pero que en ningún caso vaya ligado a su continuidad en la ría.

La opción presentada en noviembre no precisaba la inversión que supondría, tan solo que sería de diez megavatios de potencia y estaba proyectada en el complejo industrial de Lourizán. El departamento de Agustín Hernández ha indicado que analizarán cualquier nuevo proyecto, pero que será la empresa la que tenga que ponerlo sobre la mesa.

Segundo intento

Es la segunda vez que el grupo de Juan Luis Arregui intenta levantar una planta de biomasa en los terrenos de Lourizán. Esta vez se ha quedado en propuesta, pero en agosto del 2010 la Consellería de Industria tumbó el anteproyecto de la planta de biomasa, después de haberle dado luz verde en abril de ese mismo año. La justificación del departamento de Javier Guerra esgrimía que la resolución que aprobaba la planta era solo una admisión a trámite y no una autorización para la que habría que cumplir unos requisitos técnicos, medioambientales y urbanísticos.

Se escudaron para dar marcha atrás en que la preselección de proyectos -Ence contaba con otros dos en Curtis y As Pontes- se había hecho en base a criterios técnicos establecidos por el anterior Gobierno bipartito en el 2008. El criterio seguido entonces para puntuar los proyectos -Ence obtuvo 6,5 puntos- era el 30 %, a la proximidad al área de producción de biomasa; otro 30 %, las comunicaciones; un 10 %, el sistema de control de procedencia; un 20 % para el impacto socioeconómico y la creación de empleo y el 10 %, a la participación de productoras de biomasa forestal primaria.

Cambio de actividad

A mayores, hay que tener en cuenta que la concesión de Costas solo autoriza la producción de celulosas de eucalipto. Si la pastera decidiese levantar una planta de biomasa estaría llevado a cabo un cambio de actividad y necesitaría el beneplácito del Gobierno central.

La plantilla teme que la diversificación del negocio favorezca la producción de energía como plan de futuro en lugar de apostar por la celulosa, donde trabaja la mayoría de los empleados de la planta. Y es que el objetivo de la empresa es invertir 625 millones de euros hasta el 2015 en la puesta en marcha de ocho plantas de biomasa en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La planta de biomasa que propone Ence ya fue rechazada en el 2010