Ence certifica que el pasado año logró reducir un 35% las emisiones de CO2

N. D. A. PONTEVEDRA/LA VOZ.

PONTEVEDRA

27 jul 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

La planta de Ence en Pontevedra camina hacia la sostenibilidad año a año después de superar la auditoría que vigila su compromiso con el entorno. En la presentación del balance medioambiental del 2009, el director de la fábrica, José Antonio Camblor, y el responsable de Medio Ambiente, Felipe González-Río, señalaron que a lo largo del pasado año la planta ha logrado reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 35% al emitir 85.292 toneladas de CO2.

Los derechos asignados por el Ministerio de Medio Ambiente para esta planta son de 129.000 toneladas. «Estas asignaciones vienen derivadas del protocolo de Kioto y la intención de cada país de reducir las emisiones», explicó González-Río, quien recordó que todos los datos de la planta son correctos, pese a las continuas críticas que recibe Ence sobre la contaminación. Asimismo, los valores de las partículas NOx y SO2 se han situado por debajo de los límites legales en todos los focos de emisión, que les permite continuar con un proyecto para seguir reduciendo el mal olor.

Pero si de algo se mostró ayer satisfecho el equipo directivo de la planta fue de la mejora en la calidad del agua. Según los resultados de la auditoría externa, la planta mantiene su certificación de gestión medioambiental y se mantiene por undécimo año en el registro EMAS (normativa europea que controla la gestión ambiental).