Celulosas en Lourizán, la historia de una ubicación marcada por la polémica


La instalación de Ence en la ensenada de Lourizán forma parte de una historia que comienza a finales de los años cincuenta.

1959. La Empresa Nacional de Celulosas (Ence) recibe del INI la concesión de los terrenos que habían sido otorgados un año antes a la fábrica de pasta Kraft.

1988. La Ley de Costas es aprobada. Se trata de una fecha calve, pues el texto legislativo establece que las concesiones no pueden ser a perpetuidad y fija un plazo máximo de treinta años. El plazo vence en el 2018.

2001. Ence completa su última etapa de privatización con la venta por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales del 25% al consorcio formado por Caixa Galicia, Bankinter y Banco Zaragozano.

2002. La audiencia provincial condena por delito ecológico continuado a la fábrica. Demanda emprendida por la APDR, que anualmente convoca manifestaciones de rechazo a la pastera.

2003. La Xunta declara en diciembre que Ence no necesita licencia para construir una planta de papel. El Concello para las obras.

2005. El nuevo presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño, adquiere el compromiso personal de negociar con Ence el traslado de la papelera de la ría de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Celulosas en Lourizán, la historia de una ubicación marcada por la polémica