Despedida con récord

Praza da Ferrería Pontevedra cerró el año con la más numerosa edición de la carrera popular San Silvestre de las celebradas hasta ahora


Más de 1.200 dorsales se repartieron para participar en la más multitudinaria de las San Silvestre celebradas en Pontevedra la última jornada del año. La Sociedad Gimnástica lleva ya 23 años ininterrumpidos organizando este evento, el más antiguo de los que se llevan a cabo en Galicia. Otra de las particularidades de la prueba pontevedresa es su parte lúdica pues a los atletas que acuden a competir y con intención de ganar, se suman cientos de pontevedreses que aprovechan la ocasión para despedir el año haciendo deporte pero también con mucho humor. Así, se pudieron ver desde niños muy pequeños que entraban de la mano de sus padres, hasta gente disfrazada. Hubo muchos gorros de Papa Noel, algún Spiderman, tampoco faltó a la cita el gaiteiro de la prueba y participaron hasta perros. Incluso hubo una réplica de la pareja de comentaristas deportivos de La Sexta, Julio Salinas y Andrés Montes, que ataviados con la camiseta de la selección española el primero, y su pajarita el segundo, interpelaron, micrófono en mano, a otros participantes, porque la vida, en Pontevedra, también puede ser maravillosa. Ganadores En lo que respecta a la parte competitiva de la prueba, que estuvo patrocinada por La Voz de Galicia, el ganador fue de nuevo el atleta de Marín, Víctor Riobó, que se impuso a José Benito Pastoriza, ambos ex atletas de la Gimnástica y que militan ahora en otros clubes. Y en tercera posición llegó Rafa Fuentes. En mujeres, las tres primeras fueron Saleta Aboy, Paula Román y Mª José Astorga. El ganador empleó 11 minutos y 30 segundos en completar el recorrido urbano de 4 kilómetros de la prueba, mientras que Saleta Aboy hizo una marca de 15,23, la mitad del grueso de los participantes a los que el recorrido les llevó media hora, e incluso algo más a los más rezagados. Por cierto, al iniciarse la prueba se guardó un minuto de silencio por el atentado de Madrid. Quejas Muchos de los participantes se quejaron de que no se hubiera cortado el tráfico mientras duraba la prueba, lo que hizo que en muchos casos, tuviesen que ir sorteando los vehículos. De esa queja se hizo eco la organización a través de la megafonía del acto. Pero ayer, el concejal César Mosquera aseguró que sí se había cortado el tráfico, atribuyendo a algunos conductores el desplazamiento de las vallas instaladas para evitar la circulación rodada. Y lo que convendría agilizar para años venideros, es la llegada de los participantes. Deberían habilitarse varios pasillos de llegada para evitar las largas colas que llegaron hasta la entrada de la avenida de Montero Ríos. Una urbe con tirón Cambiando de historia, pero siguiendo con lo que acontece en estas señaladas fechas, no cabe duda de que Pontevedra es una ciudad con tirón a la hora de elegir un lugar para pasar de un año a otro. Al menos entre la clase política. Sí, porque sepan que el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, cambió sus bonitas vistas de la residencia oficial de Monte Pío para adentrarse en el casco urbano pontevedrés, donde cenó y tomó las uvas con su familia y con la agradable compañía materna. Pero no fue el único. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, también ha estado estos días por aquí, igual que la también diputada Ana Pastor. Pero no todo fueron momentos de alegría y asueto para ellos, porque el atentado de ETA les aguó la fiesta igual que al resto de los españoles. Ambos participaron el domingo en una concentración ante el Ayuntamiento para condenar el bombazo de la T-4 de Barajas que, por cierto, también recibió ayer las críticas de la junta de gobierno de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Despedida con récord