A Limia recuerda su Lagoa perdida

sindo martínez XINZO / LA VOZ

XINZO DE LIMIA

MIGUEL VILLAR

Hoy hace 60 años que comenzó el drenaje de A Antela, que removió 4.000 millones de kilos de arena

08 sep 2018 . Actualizado a las 11:53 h.

Hoy hace 60 años la faz de A Limia comenzó a cambiar radicalmente, y para siempre. Fue al octavo intento. Durante el siglo XIX hubo varios amagos y diferentes proyectos para drenar A Lagoa de Antela, el humedal más extenso y con mayor biodiversidad del Norte de España.

Las obras, culminadas cinco años después, tuvieron una dimensión difícil de evaluar con la mentalidad actual. La realización afectó a 3.100 hectáreas y costó el equivalente a unos 70 millones de euros actuales. Se removieron 4.000 millones de kilos de arena. La obra civil remató cuando se finiquitó un ecosistema propio de un humedal de 42 kilómetros cuadrados, que abarcaba gran parte de la llanura antelana a lo largo de siete municipios.

Todo había comenzado el 27 de diciembre de 1956 con la declaración del Gobierno de Franco del alto interés nacional de la colonización y saneamiento de la laguna. Se canalizaron 6,6 kilómetros del río Limia y se construyeron 10 kilómetros de canales. A partir de 1964 se promovieron los caminos rurales y dio comienzo el largo proceso de adjudicación de lotes de tierra a los futuros colonos-propietarios.