ourense

No cabe duda de que Xantar es, además de un punto de encuentro para gastronomías de distintos países, un lugar idóneo para descubrir alimentos de lo más peculiares, incluso producidos en el interior de Galicia. El primer ejemplo de ello es el queso negro que propone la empresa lucense Buleri. «Es un queso hecho con leche de cabra y de vaca, al que se añade tinta de calamar y especias. Luego se cura en tripa natural de cerdo, donde va embutido», explica Iñaki Xalabarde. Aparentemente podría ser una morcilla pero basta probarlo para saber que es queso y con un excelente sabor. Este bilbaíno con acento gallego también propone una versión del curado de lunares, donde combina queso especiado en el interior de uno a base de tres leches.

Repiten los productos de pato de Silverio Tallón, fundador de la empresa Anades Galicia de Vilardevós, que en esta edición presenta una nueva propuesta culinaria: las alubias con pato. «Es nuestra adaptación de la fabada aunque con un 90 % menos de grasa que cualquier receta clásica de este plato. Es tan natural que las hortalizas las cultivo yo mismo y están exentas de cualquier químico», dice Silverio, que asegura que no repiten. Lo que sí podría hacerlo son las salsas picantes que acaba de crear Joaquín Pérez en Valdoviño, que se lanzaron al mercado este miércoles desde Xantar. A Factoría do Lume tiene dos propuestas: la Lume, a base de jalapeño, ajo y vinagre; y la Inferno, con pimiento fantasma, jalapeño y ajo. «Importamos los chiles de México pero aquí elaboramos la salsa y le añadimos ajos de la tierra. Todo lo hacemos nosotros y de forma natural», dice Joaquín.

En cuestión de salsas, o más bien aderezos, destaca uno especialmente diferente a lo habitual. Se trata del vinagre de miel que realizan los apicultores de la marca toledana El Abuelo Félix. «Se hace a base de agua y miel, a través de dos fermentaciones. Puede utilizarse tanto para aliñar ensaladas como para cocinar cualquier tipo de plato. Da un toque dulce y jugoso», dice una de sus promotoras Ana María Mejías. En este apartado dulce, también destacan las Xacobleas de Vilagarcía de Arousa. «Partimos de la oblea clásica de las hostias de los domingos. Les cambiamos la forma, les añadimos sabores originales e incluimos relieves relacionados con el Camino de Santiago, son un homenaje», dice su creadora, Pilar Alonso. Las hay de café, de té matcha o de coco, entre otras variedades, y además son saludables porque solo llevan harina de trigo y agua. Para terminar y digerir toda esta comida, una propuesta adecuada es la de los chicos de Orballo. «Es un proyecto de revalorización del rural por el cual cogemos terrenos abandonados y plantamos especies autóctonas como menta, romero...», explica Óscar Torres, responsable de comunicación de la marca de Paderne. En su caso, presentan en Xantar infusiones, de ortigas y naranja, de hibisco y malva... y también condimentos y aromáticas para cocinar.

Díaz Mouteira destacó la labor que desarrollan las cofradías

El segundo día del Salón Internacional de Turismo Gastronómico de Ourense estuvo dedicado en esta, su edición número 21, a los concellos de Parada de Sil y Viana do Bolo. Los alcaldes de ambas localidades, el socialista Aquilino Domínguez y el nacionalista Secundino Fernández respectivamente, estuvieron presentes en Xantar y reivindicaron la importancia de volver al rural y de ponerlo en valor como merece. El jueves también estuvo dedicado a la Cámara Municipal de Vila Real, ciudad portuguesa hermana con la de Ourense, que participa en la feria internacional desde la primera edición, y a la de Vila Nova de Famalicao, que regresa al salón con fuerza tras varios años de ausencia en él.

La edición número dieciséis del Encuentro Internacional de Cofradías Gastronómicas y Enófilas tuvo lugar también este jueves en Expourense. En él participaron un total de 40 cofradías llegadas desde siete comunidades autónomas de España, de Francia y de Portugal. A este encuentro acudió la delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, que destacó la labor que desarrollan estas entidades y su contribución a la conservación de la cultura y la tradición gastronómica. «As cofrarías contribúen a preservar a especificidade culinaria de cada zona e non podemos esquecer que a singularidade gastronómica é o recurso turístico mellor e máis auténtico», afirmó Díaz Mouteira. En su segundo día, Xantar también recibió la visita de la secretaria xeral de Emprego, Covadonga Toca, que pretende impulsar la promoción y comercialización de las empresas gallegas, de la economía social y de sus productos y servicios. Covadonga Toca se acercó hasta el expositor institucional de la Xunta en el que se presentan productos de un total de doce empresas gallegas.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Seis cosas que hay que probar en Xantar