Miguel Fernández Grande, expárroco de Parada de Outeiro:  «Ahora hay mucha menos gente en el rural»

El sacerdote recibirá el sábado un homenaje en la aldea de Vilar de Santos en la que prestó servicio durante medio siglo

.

xinzo / la voz

Cerca de medio siglo de trabajo en la llanura antelana le contempla. Miguel Fernández Grande, de 83 años, natural de Vilar de Barrio, verá reconocida su trayectoria este sábado al mediodía por parte de centenares de feligreses y vecinos de Parada de Outeiro, en Vilar de Santos. Allí fue párroco hasta hace escasos meses.

-¿Le hace ilusión este reconocimiento?

-Sí, aunque la verdad es que no sé mucho sobre ello. Algo he oído de que iban a hacer un homenaje, pero no estoy muy al tanto. De todas formas agradezco este gesto de los vecinos.

-¿Cómo llegó a Parada de Outeiro?

-Fue en el año 1969. Antes había estado con otros sacerdotes trabajando en Ribadavia.

-¿Qué recuerdos tiene de aquellos años?

-Era una época diferente. Los pueblos de la parroquia fueron teniendo servicios de los que antes no disponían. En general, había más habitantes en los núcleos rurales que ahora. Hay algunos pueblos en los que apenas hay alguien.

-¿Cómo se desplazaban de una parroquia a otra?

-En aquellos años no había coches. Nos movíamos sobre todo en bicicleta en esa primera época en Parada. Luego ya empezamos a contar con un coche y los desplazamientos eran más fáciles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Miguel Fernández Grande, expárroco de Parada de Outeiro:  «Ahora hay mucha menos gente en el rural»