¿Tiene Verín dos patronos?

Marcos Hervella TRIBUNA ABIERTA

VERÍN

22 nov 2021 . Actualizado a las 13:50 h.

Hablar del patrón de Verín es sin duda referirse a Nuestra Señora Santa María la Mayor. Ahora bien, si preguntamos por un relicario en dicha parroquia la mayoría lo desconoce y otros pocos lo registran con san Pedro Vázquez, el santo nacido en la villa, mártir del Japón y muerto en 1624 a fuego lento.

El Priorato de Verín, antiguamente, estaba tutelado por los monjes del monasterio de San Salvador de Celanova, en donde ya se encontraban los restos de san Torcuato y san Rosendo. Torcuato fue uno de los siete varones apostólicos, es decir, fue uno de los siete discípulos del Apóstol Santiago el Mayor. De origen hispano son reclutados por Santiago y llevados con él a Jerusalén, de donde huyen con el cuerpo del apóstol tras ser este ejecutado, volviendo nuevamente a Hispania. Será enterrado en Galicia. Tras esto, viajan a Roma, y allí son ordenados obispos por san Pedro y san Pablo, quiénes vuelven a enviarlos a Hispania con el deber de expandir el cristianismo.

Relata Taboada Chivite que en el año de 1964 se lleva a cabo una reforma importante en la iglesia parroquial: se procedió a la retirada del viejo retablo que tenía el altar mayor, colocándose en su lugar la hermosa talla del famoso Cristo de las Batallas. Al levantar el altar surgió bajo él, enmarcado en el pavimento de piedra, un hueco en el que se encontraba un hueso. Los obreros no dieron cuenta del hallazgo hasta el día siguiente, ya cerrado el vano, donde se dejó acondicionado. Concluye Chivite su relato indicando: «Trátase, sen dúbida, da reliquia procedente de Celanova», refiriéndose a la de San Rosendo.