Ourense continúa sumando espacios cardioprotegidos

La cafetería Cabanillas estrena desfibrilador


ourense / la voz

El infarto no tiene en cuenta el lugar en el que estás para producirse. Así que ante la imposibilidad de poder decirle al corazón que espere a estar en un hospital para pararse, ha cundido la idea de colocar desfibriladores en lugares estratégicos, como pueden ser centros deportivos u oficinas de turismo, en los que suele concentrarse mucha gente. Pero también hay mucha gente que (independientemente de si va al pabellón o no) visita los bares a diario. La hostelería también se ha unido al proyecto de hacer de Ourense un lugar cardioprotegido, y al restaurante A Palleira (que fue el primero) se unieron otros establecimientos del ramo. Ahora es la cafetería Cabanillas la que quiere ser un lugar preparado para atender a un posible cliente que sufra un infarto y tratar de evitar su muerte. Comprado el aparato, los trabajos asistieron ayer a una sesión formativa sobre cómo utilizar el desfibrilador para mantener al infartado con vida mientras no llega la ambulancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense continúa sumando espacios cardioprotegidos