Los grupos políticos de Verín no logran la unanimidad contra los incendiarios

El PP no apoyó la declaración institucional por las alusiones a la Xunta


Verín, ourense / la voz

Sin unanimidad y con importantes disensiones. Las divergencias sobre la política forestal de la Xunta y las medidas de prevención para evitar incendios como el de la pasada semana en la parroquia de Vilamaior impidieron que el bipartito y el PP de Verín alcanzaran un pacto mínimo que permitiera una declaración conjunta durante el pleno extraordinario urgente de ayer.

El grupo de gobierno retiró dos de los puntos de su planteamiento inicial para facilitar ese acuerdo. Pero incluyó al final de su propuesta una serie de sugerencias que molestaron al portavoz del PP, Juan Manuel Jiménez Morán. El escrito final, ratificado con ocho votos de ediles del PSOE y del BNG -el alcalde no acudió a la sesión por un problema de salud- exige «profundos axustes» en la política forestal de Alberto Núñez Feijoo. Entre ellos, la mejora de la detección y vigilancia de focos incendiarios, la optimización de la prevención, la dotación de más medios aéreos de carga en tierra y retomar las brigadas de refuerzo de la Xunta en verano y prescindir de los grupos locales, salvo los Grupos de Emergencia Supra municipales.

Los siete concejales populares se opusieron al documento. «Esto es una enmienda a la totalidad de la adecuada política antiincendios de la Xunta e incluye críticas injustificadas a la labor de la administración autonómica», criticó Jiménez Morán. El exregidor reprochó al alcalde no tener operativa en el día del incendio la brigada municipal al no haber agilizado la incorporación de sus miembros.

Por su parte, la edila de Personal de Verín, Rosario Rodríguez, replicó que la carencia de criterios claros para la contratación por parte de la Xunta era lo que había demorado esa activación del trabajo de los brigadistas.

El planteamiento aprobado finalmente por el Concello de Verín expresa la repulsa ante la labor de los incendiarios, se solidariza con los afectados, agradece el trabajo de los servicios de extinción y reclama a la Xunta la repoblación forestal de la superficie calcinada.

El documento será remitido al gobierno gallego y al resto de los partidos políticos. El fuego de Verín afectó a 1.372 hectáreas y en el operativo intervinieron 119 brigadas, 74 motobombas, 16 helicópteros y nueve aviones. El portavoz municipal del PP remarcó que 12 minutos después de detectarse el fuego ya se habían movilizado dos brigadas, tres agentes y tres helicópteros.

En Vilariño de Conso ardieron 25 hectáreas

A las ocho de la mañana de ayer se dio por controlado el incendio que comenzó a las nueve de la noche del lunes en el Concello de Vilariño de Conso. El fuego se inició en la parroquia de Mormentelos y afectó 25 hectáreas de monte raso. Y durante la jornada de ayer hubo diversos focos de menor importancia en toda la provincia. Dos de ellos se iniciaron en diferentes puntos del Concello de Maceda, aunque fueron extinguidos rápidamente, llegando a quemar únicamente una hectárea de monte. También hubo pequeños conatos en Pereiro de Aguiar, A Mezquita, Maside y Celanova, todos ellos en pequeñas extensiones. Y volvió a arder en Melón, en este caso en la parroquia de Covelo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los grupos políticos de Verín no logran la unanimidad contra los incendiarios