Solidaridad y voluntarios para la residencia de Celanova

Empresas, Concello y particulares donaron material y muchas personas se ofrecieron a ayudar al personal

La empresa Megatech donó material a la residencia de Celanova.
La empresa Megatech donó material a la residencia de Celanova.

ourense / la voz

La situación crítica que ha vivido la residencia de ancianos de Celanova obligó a movilizar hasta al Ejército y a buscar soluciones por parte de las autoridades locales, autonómicas y estatales. La necesidad urgente de disponer de material de protección, y también de gente que echara una mano en las tareas básicas hasta que se reforzó la plantilla para suplir las numerosas bajas por positivos en COVID-19, hizo que la ciudadanía se volcase. La solidaridad se manifestó en palabras, verbalmente o por escrito, de aliento, pero también en las manos que solicitaban las auxiliares el lunes.

Esa misma jornada, acudió gente de la villa al centro para ayudar en las tareas básicas, como hacer las camas después de la desinfección del edificio que hizo la Unidad Militar de Emergencias. Un grupo amplio de voluntarios pudo ayudar en esa jornada del lunes a volver a la normalidad porque la UME estaba allí para purificar los EPIs (equipos de protección individual) a la entrada y a la salida de los colaboradores, matiza el alcalde, Antonio Puga. Recuerda el regidor que, además de los residentes que habían dado positivo y que permanecían en el geriátrico -el traslado de once se realizó al día siguiente, martes- eran y son necesarias todas las precauciones y evitar riesgos. «Agradecendo a dispoñibilidade da xente, hai que ter en conta que podían levar o virus», indicó Puga. Además, todavía quedan resultados por conocer de pruebas de coronavirus realizadas al resto de residentes.

La colaboración desinteresada se tenía que gestionar además por el personal que quedó al frente del centro. «Tiñan que vir poucos para poder coordinalos», afirmaba una de las trabajadoras, muy agradecida por el apoyo tanto humano como de material mostrado por empresas y personas de Celanova y de los alrededores.

Previamente, y también después, había ido llegando el material de protección conseguido por el Concello y el donado por particulares y empresas. Entre ellos, el aportado por la empresa Megatech, una firma del parque empresarial de Pereiro de Aguiar. «Mi marido llamó a la Guardia Civil para pedir permiso para abrir e ir a por el material», explicaba María Cabaco. Así fueron llegando máscaras, buzos, guantes y productos de limpieza.

La movilización ciudadana también sirvió para la búsqueda de personal que se necesitaba para sustituir a las trabajadoras. Por las redes sociales, con la implicación del Concello y el apoyo de Política Social se consiguió contratar a personal de refuerzo para el centro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Solidaridad y voluntarios para la residencia de Celanova