0-2 | El Arenteiro se corona en la Copa RFEF en una prórroga épica

Maite Rodríguez Vázquez
Maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Los verdes ganaron al Alzira con goles de Mella y de Pibe tras 114 minutos de juego

19 dic 2022 . Actualizado a las 01:20 h.

El CD Arenteiro consiguió su primera Copa Federación en una final épica que se decidió en la prórroga, con sendos goles de Rafa Mella y de Pibe. El equipo verde sigue invicto y, aunque le costó doblegar al Alzira, pudo celebrar con el centenar de seguidores desplazados a Valencia este título nacional. Los carballiñeses aguantaron mejor físicamente el tiempo suplementario pese al largo desplazamiento desde Galicia a Valencia en autobús y esperaron el desgaste de los locales para alzarse con la victoria.

Salieron con fuerza los dos equipos, dispuestos a conquistar su primera Copa Federación. La UD Alzira buscó las bandas para intentar sorprender al Arenteiro aprovechando las anchas dimensiones del estadio local, Luis Súñer Picó, y celebrar su centenario, aniversario que cumplía justo en el día de disputa de esta final. Adriá Rojas, portero del Arenteiro en la Copa Federación, fue la única novedad, junto con Joseca, en el once de Fran Justo respecto al último encuentro de liga, tuvo que intervenir a los cuatro minutos, sacando muy seguro el puño para desbaratar el potente centro chut desde la derecha de Solbes en la primera ocasión del Alzira.

Los carballiñeses presionaban alto para recuperar el balón, pero eran los locales quienes volvían a probar al portero visitante con un remate de cabeza. Los primeros minutos fueron vibrantes y Marquitos dispuso de una clara oportunidad con un remate al segundo palo tras un centro raso de Pibe, muy activo en toda la primera parte.

En esos instantes de ida y vuelta, fue el Alzira el que encadenó dos ocasiones diáfanas para adelantarse en el marcador. Pitu recortó y realizó un gran remate buscando la escuadra, pero Adriá Rojas voló, en una gran parada, para evitar el gol. Y enseguida, un doble remate al larguero tras un saque de esquina del Alzira y su posterior rechace, a punto estuvieron poner por delante de nuevo a los valencianos.

El Arenteiro respondió con un balón para Antón Escobar que obligó al guardameta local, Lluís, a actuar en dos tiempos para evitar que se le escurriera el balón bajo su cuerpo. De nuevo Pitu, desde la banda izquierda, volvió a generar peligro con un pase para Lado que cortó Álex Fernández.

El partido entró en una fase más lenta y desordenada, con menos claridad. Manín buscaba entrar en juego con un remate de chilena forzado que se iba fuera y en el Alzira era Lado quien lo intentaba con un buen remate cruzado desde la derecha que se iba fuera. Manín, cerca de la portería de Lluís, dio continuidad al balón botado desde un saque lateral de Jordan, pero la jugada murió en manos del meta local.

En la segunda parte, empezó de nuevo avisando el Alzira, con un centro de Abraham para Kaiser, pero Adriá Rojas evitó con su cuerpo el remate del central y capitán azulgrana. Comenzaron los cambios, con el Alzira refrescando su ataque con el gallego Beceiro. Entretanto, llegó la ocasión doble del Arenteiro que pudo marcar el desenlace. Fue un centro de Joseca que remató en primera instancia Manín y tras el rechace del portero, Escobar envió a fuera casi a puerta vacía. Los verdes lo seguían intentando, con un gran centro en largo de Marquitos al que llegaba Pibe.

El Alzira metió miedo con una jugada que remataba el local Sergio. El meta del Arenteiro salió pero Mario apareció providencial para despejar el balón muerto. Antes del final, Escobar disparó un remate desde la frontal que consiguió blocar Lluís.

Se llegaba así al final y la prórroga dictaría sentencia. El Arenteiro pareció llegar más fresco al tiempo suplementario. Rojas tuvo que intervenir en un remate de Cortijo, pero el equipo ourensano dio su verdadera medida con el remate extraordinario a la escuadra de Rafa Mella que suponía el 0-1 en un momento crucial, finalizando la primera parte de la prórroga. El Alzira se quedó con un hombre menos, por la expulsión de Álvaro Gómez por intento de agresión a Germán.

Pero la verdadera fiesta llegaría con el segundo tanto de los verdes. En un contraataque, Rafa Mella asistió a Pibe que superó a Lluís en su salida y marcó el 0-2, que sentenciaba la final y que los jugadores del Arenteiro pudieron celebrar abrazándose con su afición, apostada tras la portería local.

UD ALZIRA: Lluis; Javi Soler, Kaiser, Solbes (Marcos, min 108), Cortijo (Pulpón, min 104); Abraham, Zarzo (Álvaro Gómez, min 72), Javi Serra, Lado (Torices, min 112), Pitu (Sergio, min 73) y Ramón López (Beceiro, min 62).

 CD ARENTEIRO: Adriá Rojas; Jordan, Germán, Pol Bueso, Joseca (Mario, min 68); Álex Fernández, Curro, Pibe, Marquitos (Rafa Mella, min 80), Manín (Romay, min 68) y Antón Escobar (Adri Cruz, min 118).

 GOLES: 0-1, min 100, Rafa Mella; 0-2, min 114, Pibe.

ÁRBITRO: Alfredo Ramo Andrés. Amonestó al local Káiser y al visitante Escobar. Expulsó con roja (min 110) a Álvaro Gómez.

INCIDENCIAS::Final de la Copa Federación disputada en el estadio Luis Suñer Pico ante unos 1.200 espectadores, entre ellos un centenar de carballiñeses.

«Centenariazo» de humildes en el Luis Suñer Pico

Tras siete eliminatorias, para el Arenteiro la de la final fue la primera prórroga, mientras que el conjunto local había superado dos rondas ganando en la tanda de penaltis. Sin embargo, en el día en el que celebraban su centenario, y en su campo, la UD Alzira perdió la prórroga y se quedaron sin la copa para culminar la celebración de su aniversario.

El más de un centenar de aficionados del Arenteiro que viajaron toda la noche anterior en autocar para acompañar al equipo tuvieron que esperar para festejar y estallar en un abrazo colectivo de camisolas verdes de jugadores y aficionados. El partido pudo decidirse antes, para cualquier bando. Hubo alguna acción polémica, como una mano del Alzira en el área no señalada como penalti. La diferencia de clasificación en la liga de ambos no se notó hasta la recta final, a la que el Arenteiro llegó más entero. El equipo ourensano es líder invicto del grupo primero de Segunda Federación, mientras que el cuadro valenciano es penúltimo en el tercero.