La remodelación de la plantilla del COB será prácticamente total

Javier González Sobrado
javier g. sobrado OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Algunas fuentes apuntan que Kevin Van Wijk será el único que continúe en el COB
Algunas fuentes apuntan que Kevin Van Wijk será el único que continúe en el COB Santi M. Amil

Ningún jugador ha renovado su contrato de cara a la próxima temporada

06 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde unas semanas después de su descenso a LEB Plata, el Club Ourense Baloncesto ha protagonizado varios cambios en la vida deportiva de la ciudad. Principalmente, debido a la entrada de un grupo inversor para gestionar el club y a su trato con las instituciones que poseen la mayor parte del accionariado para realizar una ampliación de capital y finalmente adquirir al conjunto ourensano.

Pedro Fernández, nuevo gestor, aseguró que el club cobista se construirá «paso a paso» de cara a la próxima temporada. El propietario de Hereda aludió a un proceso en el que primero habría que decidirse por un director deportivo, después por un entrenador y más adelante por los jugadores. Pero más allá de esto, apenas se ha vertido información acerca del único elemento en la estructura de un equipo de baloncesto capaz de meter canastas y ganar partidos: la plantilla.

Desde el club informan de que con el consumado descenso durante la temporada ya finalizada, los contratos del total de los baloncestistas se cerraron y que, por ahora, ninguno de ellos ha renovado. De hecho, se apunta a que podría ser Kevin Van Wijk, el que ha sido capitán del COB en los últimos años, el único jugador de la temporada 2020/2021 que retorne a la plantilla para disputar el próximo curso en el Pazo. El ala-pívot neerlandés llegó a la disciplina ourensana en la temporada 2018/2019 procedente de Levitech Huesca y afirma que está «encantado de vivir en Ourense». Aunque admite que este tipo de cuestiones no dependen de él sino de los directivos -«Soy un pilar pequeño dentro de una estructura muy grande», expone»- sí asegura que en el club ya conocen su postura. «He hablado con el presidente y con el gerente, y ellos saben cuál es mi punto de vista y mi situación aquí. Mi familia y yo estamos muy a gusto», explica Van Wijk.