La igualdad huele a mimosas

En la floristería Florylipa repartieron ramos de flores a más de quinientas mujeres


Ourense

Para Andrea Filipa Novais la mimosa representa la energía femenina, por eso quiso que este lunes, Día de la Mujer, Ourense oliese de nuevo y bien fuerte a esta flor, al aroma de la igualdad. Ella, que abrió las puertas de su floristería en mitad de la pandemia, el pasado mes de junio, quiso homenajear a todas las mujeres trabajadoras y conmemorar el día a su lado. Lo hizo con ayuda de su empleada, otra mujer trabajadora, Estefanía Cortes. Juntas elaboraron más de quinientos ramitos de mimosas en Florylipa, el negocio situado en la avenida de Zamora. Luego los fueron colocando en grandes cestas de mimbre con las que, colgadas de brazo, recorrieron la capital ourensana para repartir estas flores. «El 8M es un día muy importante para nosotras porque a las dos nos costó mucho salir adelante pero lo conseguimos y ahora estamos aquí», dice Estefanía. «Con este detalle lo que queríamos era animar el día a otras mujeres y reconocerlas de alguna manera. Se nos ocurrió como una forma bonita para reivindicar la igualdad», añade. Desde O Vinteún hasta la zona de la Residencia, pasando por el parque de San Lázaro y la Praza Maior, repartieron ramos de mimosas hasta agotarlos. Ahora siguen disponibles en su floristería, claro.

Ellas no fueron las únicas que regalaron este lunes y las mimosas no fueron la única flor escogida. En Florylipa recibieron la visita de numerosos hombres que acudieron a comprar algo con lo que sorprender a las mujeres de sus vidas. «Sobre todo nos pidieron rosas y orquídeas. Querían conmemorar el día y sorprender en casa», cuenta Estefanía. «Algunos ibas a regalar a sus esposas, pero también vinieron a comprar para sus hijas, hermanas, madres y amigas», termina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La igualdad huele a mimosas