Un entroido de redes y balcones

Asociaciones, vecinos y centros escolares mantienen viva la tradición


ourense / la voz

Sin las extensas y completas programaciones organizadas por las instituciones en la calle, aunque sí hay citas virtuales, los vecinos, las asociaciones y los centros educativos se han colgado el estandarte del mantenimiento de la tradición a través de diferentes iniciativas. Este año no habrá en As Eiroás la tradicional Voda da Pita, pero en sus redes sociales cuelgan fotos históricas, que recuerdan el origen de la fiesta y de sus protagonistas. En Seixalbo, el espíritu sigue vivo. Paquita, Nicanor y Vicentiño llegarán a la localidad el domingo de entroido y recorrerán las calles acompañados únicamente por una comitiva «mínima». Los vecinos, disfrazados, podrán saludarlos desde sus casas. Las comparsas elaborarán sus coplas, que serán publicadas en la web Vila de Seixalbo, y se publicarán fotos de los disfraces de «balcón».

En algunas calles de la capital han querido tener presente el entroido aunque solo sea con decoración. Los vecinos de López Ferreiro han adornado sus ventanas con las máscaras y los personajes más tradicionales de la provincia. No faltan pitas y pantallas realizadas con materiales reciclados. Los mismos que utilizaron para fabricar un gran meco, mitad hombre y mitad mujer. Rogelio o Rogelia -así se llama según por donde se mire- está colgado en mitad de la calle, sostenido por cuerdas decoradas que salen de varios balcones. Los vecinos de la calle se unieron durante el confinamiento, cuyo fin celebraron con una fiesta de disfraces. «Para nosotros esto es una manera de animarnos en un momento como el actual y de permanecer cerca los unos de los otros», dice Paquita Molina, una de las vecinas. El martes colgarán una sardina y el miércoles será el entierro desde las ventanas.

 

En las aulas

En algunos colegios han adaptando las típicas celebraciones escolares a las medidas de seguridad. En el 12 de Octubre el carnaval sigue vivo en los atuendos. Cada día de esta semana los alumnos pueden acudir a clase vestidos de distintas temáticas. El lunes fue el turno para los superhéroes, el martes para Star Wars, hoy pueden ir vestidos de Harry Potter y el jueves de personajes propios de la cultura gallega. Algo parecido han pensado en el Mestre Vide. En su caso, los disfraces van por prendas. «Hoxe toca un zapato de cada cor e mañá vir en pixama», explica Juan Regal, director del colegio. El día más especial será el viernes, cuando disfrutarán de un «desfile» simbólico en el patio, por clases y por turnos. «O que prima é a seguridade. Adaptamos as actividades de todos os anos ao protocolo covid e a verdade é que os rapaces estanse envorcando coa participación», admite Regal. En el IES Lagoa de Antela de Xinzo han propuesto a sus alumnos un concurso de máscaras en la asignatura de Plástica y el viernes les permitirán ir disfrazados. «Hemos pasado unas semanas complicadas derivadas del incremento de casos en la comarca. Casi 60 de nuestros alumnos estuvieron confinados y tuvimos más de una decena de contagios así que quisimos que primase la prudencia y dar ejemplo», explica Manuel Grande, director del instituto limiano. La misma opción han escogido en Verín. En el IES García Barbón este año no habrá celebración. «O centro non propuxo nin organizou nada para non incitar de máis aos alumnos que xa sabemos que a estas edades motívanse sós», dice Marisol Gómez, vicedirectora del centro verinés. Sí proyectarán por clases el documental Mar de Terraen el que el músico Kepa Junkera descubre y ahonda en el carnaval ourensano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un entroido de redes y balcones