El PXOM encalla por las diferencias de DO y PP sobre las torres del Miño

El alcalde defiende modificarlas y la edila de Urbanismo dice que aún no hay acuerdo

En una de las parcelas donde se prevén las torres hubo recientes movimientos de tierras
En una de las parcelas donde se prevén las torres hubo recientes movimientos de tierras

Ourense

En una entrevista publicada en La Voz de Galicia el pasado día 14 de junio, el alcalde confesaba que la negociación del PXOM estaba «en punto muerto» y que esta se retomaría en julio. Así fue, pero los socios del gobierno bipartito siguen sin ponerse de acuerdo sobre las dos torres que el plan contempla a orillas del río Miño. El líder de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, siempre ha calificado esa operación urbanística como un «pelotazo» y piensa mantener ese criterio hasta el final. Esta semana ha anunciado, además, que su decisión es definitiva. Sin embargo, la concejala de Urbanismo, la popular Sonia Ogando, enfría sus expectativas y asegura que aún no hay acuerdo.

El anuncio de Jácome llegó, como es habitual, por medio de una publicación en redes sociales. «El alcalde ha cruzado el Rubicón. Alea jacta est», proclama el perfil oficial de Democracia Ourensana en Facebook. El PXOM no contemplará, según dicen, esas dos torres junto al puente del Milenio. «No con Jácome de alcalde», dice la formación política (con el «no» en mayúsculas). «De las dos torres proyectadas, una de ellas (aguas abajo) quedará chata en el PXOM provisional a aprobar en 2020», explica el partido de Jácome.

El mayor problema está con la otra, «aguas arriba y ya con las excavadoras trabajando». Democracia Ourensana destaca que esta cuenta ya con licencia. El asunto está judicializado y una paralización podría obligar a indemnizar a Copasa, la promotora del proyecto. En este sentido, DO avanza que continuará «luchando el pleito iniciado en 2018 para paralizar esta aberración urbanística junto al Miño» y concluye deseando «que la justicia ayude a todo Ourense».

Reticencias populares

«Para cosas así se postuló Jácome como político, para impedir por ejemplo que destrocen el skyline del paseo fluvial del Miño», dice la publicación de Democracia Ourensana, que gobierna en coalición con el Partido Popular. Y el problema es que el PP se resiste por ahora a asumir esas reivindicaciones. «En el gobierno somos catorce: siete y siete», explica la concejala de Urbanismo, Sonia Ogando, que recuerda que ambas partes siguen negociando y que aún no hay ninguna decisión tomada en relación a las torres del Miño.

Ogando evita, no obstante, entrar en confrontación con Jácome. «Soy fiel a mis principios y nunca hice ni haré declaraciones sobre unas publicaciones que no son oficiales y que hace don Gonzalo Pérez Jácome, no el alcalde, en su página de Facebook y en la de Democracia Ourensana. En ningún caso son publicaciones oficiales como alcalde», dice la concejala del PP, que añade: «Todo caerá por su propio peso. Lo que tenga que ser será».

La edila no se atreve, en todo caso, a poner fecha a la aprobación del PXOM. Las diferencias entre los socios del bipartito local frenan un documento que, según remarca Ogando, es fundamental para la reactivación económica de la ciudad. Las modificaciones que reclama Jácome podrían ser consideradas «sustanciales», lo que retrasaría la tramitación del plan. De nuevo, el principal problema está con la torre que ya tiene licencia ya que la otra podría modificarse siempre que no se altere el volumen de edificabilidad (es decir, que podría «achatarse» como propone Jácome).

«El PXOM es la clave para que Ourense avance», dice la concejala, que destaca la creación de puestos de trabajo que podría facilitar un plan actualizado. «La gente no tiene seguridad jurídica y no quiere edificar aquí mientras no haya un PXOM», dice Ogando, que recuerda que el que está en vigor ahora es del año 1986.

Análisis | Un marrón que llevará a Jácome al juzgado en septiembre

Durante años, Jácome empeñó su palabra con su críticas a las torres proyectadas junto al Miño, que calificaba como un «pelotazo». Ahora que es alcalde sería difícil de justificar un cambio de criterio. Pero, si el PXOM no contempla esos proyectos, el Concello podría tener que hacer frente a indemnizaciones millonarias, especialmente porque una de las torres cuenta ya con permisos municipales. A esa problemática se refiere específicamente Democracia Ourensana. El partido de Jácome remarca que «una de sus primeras licencias» fue concedida por el PSOE en el año 2008. Pero DO también señala a sus socios de gobierno porque otra autorización, según dicen, fue otorgada por el PP en el año 2017. De este modo, Democracia Ourensana trata de marcar distancias con populares y socialistas, pero especialmente con estos últimos. El partido de Jácome recuerda de nuevo que el PSOE sí incluyó las torres en el plan que se aprobó inicialmente en el año 2013. Son alusiones que molestan profundamente a la exconcejala socialista de Urbanismo, Áurea Soto. Esta recuerda que esa previsión ya estaba incluida en el documento aprobado en el 2003. De hecho, la exedila exige a Jácome que rectifique unas declaraciones en las que culpaba al PSOE de las «grandes recalificaciones». Se verán las caras en el juzgado en septiembre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El PXOM encalla por las diferencias de DO y PP sobre las torres del Miño