El extraño caso del Bamio: cerrado pese a la recompra tras el concurso

El complejo deportivo se mantiene sin uso, pese a la inversión de una sociedad de Salamanca


ourense / la voz

Hace algo más de un año, en noviembre del 2018, el complejo deportivo Bamio cambiaba de manos. La instalación deportiva había pasado por un concurso de acreedores que llevó al administrador concursar a ofertar al mejor postor el recinto situado en la periferia de la capital ourensana. Finalmente, una sociedad con sede en un pequeño pueblo de Salamanca, y que estaba vinculada al sector de la limpieza, se hacía con ella por un importe que rondaba los 475.000 euros. Fue una operación que se recibió con escepticismo en el entorno deportivo de la capital ourensana, toda vez que se dudaba que una empresa con un capital social de 3.000 euros y sin experiencia previa en la explotación de recintos deportivos pudiera reabrir el Bamio, que tiene tras de si una pesada losa.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto en nuestra edición digital para todos nuestros lectores

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos la suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Réplica digital del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso toda la semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

El extraño caso del Bamio: cerrado pese a la recompra tras el concurso