Domingos


Ourense

Me encantan los domingos. En mi diccionario particular dominguear es sinónimo de aprovechar el tiempo y, sobre todo, de disfrutarlo. Es cierto que este es, posiblemente, el día que genera más resquemor, aversión, pereza y/o tristeza en el mayor número de habitantes de la tierra. Pero ese no es mi caso y, tal y como he podido comprobar en los últimos años, no soy la única. Puede que sea porque en Ourense hay un alto porcentaje de trabajadores que solo libran los domingos; porque al fin y al cabo no deja de ser un día festivo a la semana y eso lo tilda de connotaciones positivas para quienes lo saben apreciar; o porque la propia ciudad se esfuerza por realizar actividades ociosas, celebraciones, iniciativas culturales... en la séptima jornada semanal; pero el domingo se llena en la provincia. Este último, por ejemplo, el día comenzó con una doble andaina en Santa María de Melias, dos rutas, entre soutos y bosques de eucaliptos, con las que conectar con la naturaleza y escapar del asfalto. Siguió con la Festa da Castaña e do Cogomelo, en Riós. Una buena previa del Magosto, con la que pasar de la lluvia y poner en valor la gastronomía tradicional. Ya por la tarde, La Culpa en el Teatro Principal, con un guion atractivo muy bien interpretado. Todo a rebosar de gente, por cierto. Y sin necesidad de montarse el gran plan o acudir a uno ya organizado, solo hace falta salir a comer en domingo. La hora del vermú cuelga el sold out en la Praza Maior, los restaurantes se quedan sin mesas libres e incluso muchos ourensanos se animan a adornar sus sobremesas con un buen digestivo. Supongo que los domingos, como todo, dependen de las ganas que se les echen. El próximo toca votar, ¿después comemos?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Domingos