Defender la democracia


La federación alemana de municipios ha dado la voz de alarma ante la falta de seguridad de los mandatarios locales. Solo en el año 2018 se han registrado 1200 ataques contra representantes políticos de la administración local. El despertar brusco saltó con el reciente asesinato contra un alto cargo de la ciudad de Kassel por parte de un ultraderechista. Estos días fue noticia la brutal agresión por parte de un desconocido contra el alcalde de Hockenheim al entrar este en su casa. Recuerda la federación germana que hace dos años un perturbado acuchilló a la alcaldesa de Colonia y que muchos regidores en la Alemania oriental, no afines a lo que es VOX en España, reciben amenazas en las redes sociales, teniendo que vivir con vigilancia policial delante de sus propias casas. Pero también existe la problemática de la integración. En algunas ciudades de la cuenca del Ruhr, incluso en el propio Berlin, muchos de los barrios marginales están siendo dominados por clanes familiares de origen árabe o balcánico, con estructuras mafiosas, donde la administración municipal está realizando trabajos titánicos para poder defender el estado de derecho.

Las actuaciones policiales están siendo apoyadas por la Agencia Tributaria y por inspectores de la Seguridad Social, sabiendo que cuando pegas al dinero duele más. Un papel muy importante en esta lucha es la colaboración de las asociaciones de inmigrantes de Alemania que no están dispuestas a que unos carneros negros empañen la imagen de millones de personas bien integradas o pongan en duda la dignidad de alemanes de origen migratorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Defender la democracia