Mujercitas


Los tiempos avanzan que es una barbaridad. Podría firmarlo el mismísimo Pedro Grullo. Pero es una verdad como un templo, por lo grande.

Y es que entre los clásicos del cine, me fui echando atrás y más atrás para buscar un título y me fui al siglo XIX. Porque las Mujercitas que Mervyn LeRoy llevó a la pantalla grande datan del 1949, pero la novela de Louisa May Alcott vio la luz en 1868.

Aún así, aquel relato de evolución personal y del viaje de cuatro niñas por su adolescencia permaneció durante décadas como modelo de conducta. Nada que ver con lo que sucede ahora, a todos los niveles. O es que alguien se atrevería a llamar mujercitas a las integrantes de esa selección española que se exhibió ante Francia para repetir oro europeo. La misma dinastía que lo conquistó en 2017, 2013 y 1993, con otras seis medallas continentales en lo que va de siglo, justo cuando también se alzaron con preseas mundiales en 2010, 2014 y 2018 o con la plata olímpica de 2016. Ni el mismísimo Pau Gasol.

¿Y sabían que una ourensana como Paula Ginzo se perdió esa fiesta por una inoportuna lesión? Es cuestión de tiempo y por el mismo camino va Raquel Carrera. No, mujercitas no. Grandes deportistas.

Como Vanessa Sotelo, aún sin cumplir los 24 años, ya una estrella top del fútbol sala mundial. Campeona y mejor jugadora del primer europeo oficial y merecedora de otras distinciones internacionales. Porque en Ourense las mujeres dominan el cuero pequeño. Hasta en un municipio rural como Cartelle disfrutamos de esa evidencia este último fin de semana. Lo de mujercitas fue hace demasiado tiempo, créanme.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mujercitas