Amistades


Las cosas tienen que ser así porque así han sido siempre. ¿Por qué no ponerte al lado de los que pueden corresponderte?. La frase no es mía. Es de Menchu. La viuda de Mario. La que pasó cinco horas con él, ya fallecido, por obra y gracia de Miguel Delibes. La pronunció la actriz Lola Herrera en el Teatro Principal esta semana, como ha hecho y hará en tantas ciudades españolas, ignorante ella de que las risas suscitadas en el patio de butacas de una ciudad como Ourense van más allá que otras. Porque el nuestro es terreno abonado para ese inmovilismo. Menchu dio en el clavo. Sin darse cuenta. Dándonos cuenta todos los demás de que en Ourense las cosas llevan siendo demasiado tiempo como son sin que nadie haya tenido ni energía, ni ganas, ni capacidad de cambiarlas.

Resulta inquietante que una obra de teatro basada en una novela escrita en 1966 nos resulte tan actual, por mucho que creamos que han cambiado las cosas, que hemos crecido, que hemos mejorado... De inmovilidad, de que todo sigue igual, hablamos mucho estos días en la redacción de La Voz a cuenta del 50 aniversario de la delegación ourensana del periódico. Repasamos los periódicos de los setenta y están trufados de promesas que no se cumplieron, de proyectos que no llegaron a ver la luz, de ideas que se apagaron. Solo tuvo que venir Lola Herrera y confirmarnos, desde las tablas, que teníamos razón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Amistades