La eterna lucha por hemodinámica

El servicio a 24 horas seguirá en el aire hasta septiembre


ourense / la voz

En las últimas semanas la reivindicación de un servicio de hemodinámica las 24 horas ha vuelto al primer plano de la actualidad. El asunto se abordó en el Parlamento de Galicia y en los salones de plenos del Concello de Ourense y de la Diputación. El debate se reproduce desde los 80 -primero para pedir el servicio y luego para ampliar su horario- y se ha convertido en munición para la batalla política, con cruces de recriminaciones entre los partidos en responsabilidades de gobierno u oposición a lo largo de las últimas décadas. La hemeroteca da fe de que, desde el último ejecutivo de Manuel Fraga al frente de la Xunta, hasta el actual de Núñez Feijoo, pasando por el bipartito del PSOE y BNG, todos han tenido que aguantar la crítica sobre la discriminación de Ourense con respecto a las otras provincias. Una discriminación que persiste y que se mantendrá hasta septiembre, fecha fijada por la Xunta para decidir si finalmente habrá servicio todo el día en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense.

¿Para qué sirve la hemodinámica?

La hemodinámica es una parte de la cardiología que estudia la anatomía y el funcionamiento del corazón mediante la introducción de catéteres a través de las arterias y venas. Las técnicas que se aplican permiten tanto ver el interior con objetivo diagnóstico, como intervenir sobre el para, por ejemplo, desatascar una arteria que se haya obstruido, como ocurre en los infartos. No es la única alternativa para abordar este tipo de problemas; también se pueden utilizar fármacos fibrinolíticos. La efectividad de desobstruir la arteria con la técnica de angioplastia coronaria que se realiza en salas de hemodinámica es superior al 95 %, y la del medicamento ronda el 70 %

¿Cuál es la situación en Ourense?

Para alcanzar los porcentajes de éxito en infartados tratados, tanto con hemodinámica como con fármacos, es esencial el tiempo que se tarda en recibir la asistencia. Aunque la desobstrucción de una arteria es posible muchas horas después de que se produzca, los especialistas cifran entre 60 y 120 minutos el tiempo ideal para lograr los mejores resultados. La distancia con Vigo desde muchos puntos de la geografía rural ourensana es uno de los argumentos sobre las que se asienta la reivindicación del servicio 24 horas. La provincia dispone de una sala de hemodinámica desde el año 2009 que forma parte del Área de Servicio Compartido de Hemodinámica para Galicia Sur, que aglutina al Hospital Álvaro Cunqueiro y al CHUO. El coordinador es Andrés Íñiguez Romo, jefe de cardiología en el hospital vigués. El plantel facultativo de cardiólogos intervencionistas -los especializados en estas técnicas- es de seis profesionales que se desplazan desde Vigo para atender el servicio en Ourense.

¿Cómo se atienden las necesidades ahora?

La sala de hemodinámica del CHUO funcionó solo en horario matinal desde su puesta en marcha y durante casi dos décadas, pero el 17 de septiembre del 2018 se amplió el horario hasta las 22.00 horas. Se atienden no solo urgencias, sino también intervenciones programadas. A los pacientes que necesitan el servicio fuera de ese horario se les desplaza a Vigo.

¿Por qué no se amplía?

Los partidos de la oposición lo achacan a una falta de interés por la población ourensana y de voluntad política del gobierno del PP. La Xunta alude a que es necesario seguir los protocolos marcados por los expertos para evaluar cómo funciona el servicio para ir incrementándolo paulatinamente y que será en septiembre del 2019, al cumplirse un año desde la última ampliación de horario cuando, al igual que ocurrió recientemente en Lugo, se analice ese funcionamiento y se determine si se da el paso de a las 24 horas. Aseguran que ese es el tiempo necesario para garantizar que los profesionales implicados en atender el servicio adquieran el rodaje necesario en una técnica que requiere mucha precisión.

¿Qué medios humanos requiere?

Íñiguez asegura que, cuando se amplíe el horario, Ourense seguirá siendo atendida por el equipo de cardiólogos intervencionistas que ya la llevan actualmente. A quien se está formando es al colectivo de enfermería. Las enfermeras también son esenciales en el equipo que atiende a los pacientes que llegan con un infarto a ese servicio de hemodinámica y tienen que adquirir práctica en la especialización. «Ahora mismo tenemos tres, pero necesitamos varios equipos más de enfermería para poder cubrir con garantías de calidad las 24 horas del servicio teniendo en cuenta todas las variables que influyen, como los turnos de descanso o vacaciones. Y en eso estamos», matiza Andrés Íñiguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La eterna lucha por hemodinámica