Los tiempos bárbaros

La mayor exposición que ilustra la presencia de los Suevos en Gallaecia y su consolidación como reino medieval


ourense

«Nada hay de bárbaro ni de salvaje en estas naciones, lo que ocurre es que cada cual llama barbarie a lo que es ajeno a su costumbre». Michel de Montaigne.

In tempore Sueborum es la primera exposición de Europa del período suevo como proyecto de investigación científica y cultural que reúne enseres, joyas, monedas, útiles y ajuar funerario del período en el que los suevos, junto a otros pueblos, cruzaron el limes renano-danubiano en el año 406 y se asentaron sobre el noroeste de la Península Ibérica asentando las bases del primer reino medieval de Occidente.

El eminente profesor Jorge López Quiroga -doctor en Historia Medieval por la Sorbona y profesor de arqueología medieval en la Universidad Autónoma de Madrid-, comisario de la exposición, plantea una aproximación al mundo suevo y un análisis al complejo proceso que supuso su instalación y que derivó en la creación del reino suevo en el noroeste peninsular entre los años 411?585 de nuestra era como el primer reino bárbaro de occidente, precedente de los reinos de la Edad Media, primera cultura «bárbara» convertida al catolicismo y cuyo rey Requiario acuñó moneda con su nombre en Braga, capital del reino suevo.

El profesor López Quiroga coordina esta triple exposición a través de las complejas transformaciones socioeconómicas provocadas por la interacción entre distintas tradiciones culturales; la relación entre Martín de Dumio y la monarquía sueva a través de su intensa actividad evangelizadora entre la élite dirigente; la estructuración eclesiástica de la costa occidental de las tierras galaicas que se refleja en el documento extraordinario y único en occidente, el «Parroquial suevo» y en los más de 262 objetos procedentes de 39 museos en 10 países de Europa que se reparten en tres espacios expositivos.

Marcos Valcárcel, Santa María Nai y Museo Municipal

En el centro cultural Marcos Valcárcel la temática versa sobre la irrupción e instalación de Los Suebi dentro del fenómeno conocido como grandes migraciones (siglos IV a VI) y que describe los desplazamientos poblacionales de colectivos denominados peyorativamente por los romanos «Bárbaros» como incivilizados o extranjeros, siendo Roma potencia hegemónica, capital y referente del mundo culto. Los bárbaros procedentes del Barbaricum, del otro lado de la frontera nororiental, eran utilizados como mercenarios al servicio del Imperio del que conseguían beneficios en tierras, estatus y prestigio social. Tácito en De re germanie describe la trenza lateral sueva como seña de identidad e imagen estereotipada; dato que se corresponde con el cráneo de Osterby de cabello pelirrojo y Nodus -trenza sueva-. Esta iconografía se repite en diferentes estatuillas de bronce como la del Kunsthistorisches Museum de Viena o el Bracteate, que representa a Odín con el Nodus.

Rico ajuar funerario hallado en tumbas principescas femeninas, orfebrería y objetos lujosos característicos de la moda póntico-danubiana, propio de los enterramientos entre los siglos IV y VI con distintas influencias resultado del proceso de aculturación romana (tumba de Smolin) y el cristianismo (Repcelak). Dos calderos de bronce con bustos de guerreros suevos documentadas en Polonia y Chequia con probable función decorativa y simbólica como los bustos de Brigeti. Fíbulas, hebillas, pendientes, anillos, collares, recipientes cerámicos, vasos de cristal encontrados en depósitos funerarios en las tumbas principescas femeninas de Panonia. Curiosos útiles de cocina como el hervidor de Zohor con un estilizado prótomo felino en el mango. Monedas, tremises suevos y siliquias de plata acuñadas por Requiario. Decoración a cloisoné en anillos.

La cristianización en la Gallaecia de los suevos es el tema que se desarrolla en la iglesia capitular de Santa María Nai, recorrido que se investiga en dos procesos: orígenes del inicio de cristianización marcado por la convivencia entre cristianos y paganos; y la actividad evangelizadora de Martín de Dumio. Estelas funerarias, aras romanas cristianizadas, fragmentos de sarcófagos, capiteles, cerámica sigillata o fíbulas son algunas de las piezas expuestas.

El Museo Municipal acoge útiles cotidianos fruto de la convivencia de suevos con galaicoromanos, piezas encontradas en excavaciones: tesorillos o depósitos monetarios, pondus, cinturones, pinzas, puntas de flecha, fíbulas con variaciones de las formas romanas con pérdida de esa estandarización.

Transformaciones sociales, asentamientos rurales, villae, vicus y civitas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los tiempos bárbaros