Test de máxima exigencia para los más jóvenes del COB

Con las bajas de Uzas y Ahonen, el equipo de García de Vitoria viaja a Cáceres con nueve jugadores incluyendo a Stefanuto

.

Ourense

El más difícil todavía para el COB. Colista, con solo un partido ganado, sin capacidad para ganar los finales apretados, obligado a vencer y sin sus dos principales referencias ofensivas como Uzas y Ahonen. Así se presenta esta noche el equipo cobista en el Multiusos de Cáceres (21.00 horas), donde al menos intentará competir con sus escasas armas para no salir con una derrota dolorosa más por la forma y la contundencia que por la misma derrota en sí. Porque para pensar en una victoria tendrían que darse factores que antes del partido parecen impensables. Como que uno de los perímetros más fiables de la categoría, el de Bohígas, tenga una día aciago y que la defensa del COB alcance su mejor versión, pero contando con que las faltas personales pueden ser un lastre con solo nueve jugadores, incluyendo la presencia del jugador de EBA Stefanuto y que los más jóvenes den un paso al frente y ofrezcan un rendimiento que a día de hoy tras las primeras nueve jornadas, todavía parece lejano.

Sin embargo el de esta noche será un partido de baloncesto en el que hay poco a perder y mucho a ganar a tener de las circunstancias que lo rodean y al que, como aclara el técnico, Gonzalo García «acudimos con mucha ilusión porque estamos trabajando muy bien y es un reto ilusionante para que el estamos mentalmente preparados».

Media de 21 años de edad

Un dato significativo es que el COB acude con una media de 21 años de edad en su plantilla y cuatro o cinco jugadores de EBA la temporada pasada contarán con más de veinte minutos en pista en condiciones normales y como reconoce el técnico «con mayores responsabilidades al no tener a nuestras dos principales referencias». Y para hablar de claves buscando una victoria que podría suponer un claro y necesario punto de inflexión en la temporada puntualiza que es necesario «tener ambición, que debe verse reflejada en el trabajo defensivo tanto en conseguir controlar sus rachas de acierto en el tiro de tres, como en la capacidad para anotar y generar de su base Corrales o la importancia de Jakstas en el juego interior y conseguir ser un equipo coral en ataque».

Un reto de máxima exigencia y en el que puede quedar patente, todavía más, la necesidad de refuerzos para evitar un desenlace del que nadie quiere oír hablar.

Votación
1 votos
Comentarios

Test de máxima exigencia para los más jóvenes del COB