«El que no se quede en el PSOE para ayudar a Pedro Sánchez, que se vaya»

Sobre los cambios de su líder, la diputada ourensana dice que evolucionar no es malo «y si es hacia la izquierda, mejor»


Ourense

Siguió la victoria de Pedro Sánchez desde Ferraz. Esa posición privilegiada se la ganó Rocío de Frutos (Valladolid, 1967) por mantener su no a la investidura de Rajoy pese a las órdenes del partido. «No te puedes imaginar el cariño de la gente y las cosas que te dicen. Valiente, heroína... Era el candidato por el que yo luché y, además, cuyo proyecto comparto totalmente».

-¿Qué proyecto? Quiero decir, ¿cuál es el Pedro que vale? ¿El que se apoyó en Ciudadanos o el próximo a Podemos? ¿El que varia su propuesta de modelo de Estado según el momento?

-El Pedro que vale es el que nos plantea el proyecto que nos plantea ahora, de izquierdas, alternativa al PP. Me imagino que él, como todos, podemos ir transformando nuestras ideas. Sobre el pacto de Ciudadanos, en su día la única lógica que tuvo es llegar a la presidencia del Gobierno y echar al PP, que es lo que siempre se había prometido. Además, es bueno que la gente dude, que la gente pueda transformar sus posturas. No creo que sean malas las evoluciones y, en este caso, si son hacia la izquierda, mejor.

-¿Se esperaba una victoria tan contundente?

-Yo pensaba que iba a ganar Pedro. Por un lado, sí se decía que la victoria iba a ser ajustada. Pero, por otro, en los actos veía que el apoyo de los militantes era bastante multitudinario, incuestionable. Por lo tanto, me esperaba que iba a ganar, aunque a lo mejor no con tanto margen.

-Usted dijo que, si ganaba Susana, se iría del partido. ¿Habría cumplido su palabra?

-Sí, yo creo que hasta ahora en toda mi trayectoria siempre he sido coherente con lo que he dicho. Y tampoco entiendo por qué causó tanto revuelo. Vine al PSOE por un modelo de PSOE, el de la alternativa al PP, dije no, luché por un proyecto en el que yo creo y dejar mi escaño no creo que fuera raro. Es decir, yo me habría ido sin hacer ruido y sin que ello suponga que yo quiero romper el partido. Que yo sepa, los partidos se rompen desde dentro, no desde fuera.

-¿Cómo actuará Pedro con los perdedores?

-Él habló de unidad, ¿no? Yo de rebarbadoras no le he oído hablar. Yo creo que va a haber unidad. Además, es que no ha ganado por mil votos; es una victoria incuestionable y eso va a beneficiar a la unidad, sin perjuicio de que aparezcan algunas voces discordantes.

-Pues ya hay seguidores de Pedro que piden la dimisión de la cúpula provincial en Ourense.

-Yo no pido a nadie que dimita porque eso es una decisión libre. Lo que sí que veo que es de pedir es que el que se quede, que arrime el hombro para ayudar a la persona que ha ganado las primarias de forma incuestionable.

-¿Cree usted que, al igual que ha ocurrido a nivel federal, debe haber un cambio de rumbo en el partido en esta provincia?

-Claro, quien se quede, bienvenido sea. Todo el mundo es necesario, pero el que se quede no se puede quedar resquebrajando al partido desde dentro. Pero yo no digo que se tengan que ir, esa es una decisión libre.

-¿Espera una actitud colaborativa de los de Susana?

-No sé, ella ni siquiera decir la palabra Pedro el primer día... Me imagino que tendrá que hacer lo que dijo. La palabra clave, más que coser, es unidad. El que se quede tiene que quedarse para ir en la línea del secretario general que ha ganado. Me imagino que todo el mundo que se quede, remará en esa dirección. Quiero creer.

-¿Y el que no?

-Y el que no se quede en el PSOE para ayudar a Pedro, que se vaya. Yo no quiero que se eche a nadie, no pienso que deban de pedir perdón ni pasarles la cuchilla, pero el que se quede voluntariamente obviamente tiene que ser para unir. Y repito: yo, mientras me he quedado en el grupo parlamentario, he trabajado como la que más.

-Pero no ocultó sus discrepancias, igual que ahora podrían hacerlo los que discrepan de usted.

-Sí, sí, se puede discrepar, pero sin hacer daño. En los partidos políticos cierta libertad de reflexión se necesita, pero de ahí a romper desde dentro... Es cierto, voté no, pero porque es lo que habíamos prometido a los ciudadanos.

-Hay quien puede considerar que eso era «romper desde dentro».

-No lo veo así. Los primeros que habían roto fueron ellos en el comité federal. Hay un frase que viene de la agrupación de Salvaterra que dice que lo que se ha hecho ahora no es otra cosa que devolver el santo a la peana. Ellos fueron los que rompieron echando a Pedro Sánchez de esa manera. Esos noes no rompieron nada, al contrario, han servido para recuperar el proyecto del PSOE en el que todo el mundo cree y estoy muy orgullosa de ello.

«No me gusta la posición que tenemos ahora en el Congreso»

Ella apoyaba a Pedro Sánchez y durante estos meses ha resistido en el Congreso con una dirección del grupo próxima a Susana Díaz.

-¿Ha estado cómoda?

-No. Es que es mentira que se iba a crujir al Gobierno desde la oposición [se refiere a una frase del susanista Eduardo Madina]. Es más, no creo que se pueda crujir a ningún Gobierno desde la oposición. Lo que sí he visto durante estos meses es que sí que había una mayoría alternativa de izquierdas para poder gobernar. Un ejemplo que es paradigmático es la renta básica, que se aprobó por mayoría. Y señal de que no era necesaria nuestra abstención, es que el PP ha sacado sus presupuestos sin nuestra ayuda en absoluto. No me gusta la posición que tenemos ahora en el Congreso porque no podemos hacer nada de lo que prometimos y estaría más cómoda en un Gobierno de izquierdas.

-¿Apoyaría entonces la moción de censura que propone Podemos?

-Eso lo tendrá que decidir quien lo tenga que decidir. Ya ha dicho Margarita Robles que, en lugar de presentar la moción de censura, hubiera sido muy fácil votar a Pedro Sánchez en su momento.

-¿Espera usted tener más protagonismo ahora en el Congreso?

-Hoy por hoy no me lo planteo. No sé lo que va a pasar ni depende de mí. Yo ya hice lo que creo que tuve que hacer y, a partir de ahora, las decisiones que se tomen ya no van conmigo. Seguiré trabajando como hasta ahora porque, aún teniendo esa situación que tuve, que estuve totalmente en el ostracismo, siempre trabajé como la primera.

-Pero incluso la multaron. ¿No desea una compensación?

-Si debo tener más visibilidad y más relevancia, me imagino que lo decidirá Pedro Sánchez y quien lo tiene que decidir. Hombre, a mí obviamente me gustaría y me parecería lo justo, pero yo voy a seguir trabajando como lo he hecho hasta ahora.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«El que no se quede en el PSOE para ayudar a Pedro Sánchez, que se vaya»