La venta de automóviles subió un 6 % el año pasado en la provincia

El fin del plan PIVE supuso un frenazo a tendencia alcista registrada hasta julio


ourense / la voz

El sector del automóvil se recupera de los años malos de la crisis, pero no lo hace al ritmo deseado por las empresas. El año pasado se cerró en la provincia de Ourense con 4.652 vehículos comercializados, una cifra que supone un incremento del 6 % respecto a las ventas del 2015, si bien el crecimiento ha sido algo inferior al esperado, sobre todo en lo que respecta al mercado de particulares, el que realmente tira de este sector.

Así, y de acuerdo con los datos publicados esta misma semana por la asociación nacional de fabricantes de automóviles, Anfac, la compra de coches por parte de clientes ajenos a una empresa apenas si se incrementó el año pasado un 4 %, lo que supuso la comercialización de 157 coches más que durante el ejercicio del 2015. En total, entre los meses de enero y diciembre se comercializaron 3.494 unidades, lo que representa una media de 291 cada mes. Eso sí, ese límite se superó hasta julio, fecha en la que se puso fin al plan PIVE, que fomenta la renovación del parque móvil con ayudas a la compra. A partir de ese mes los concesionarios de la provincia notaron un descenso significativo de clientes y ese retroceso ha sido, según el sector, el causante del resultado final del año.

En esta tesitura resulta complicado intuir si el mercado del automóvil volverá a alcanzar los resultados de antaño. En el año 2006 se habían matriculado en la provincia 11.780 vehículos.

«Hemos crecido menos que Galicia y España y ese dato debe hacernos reaccionar»

Los resultados de las ventas de coches durante el año pasado en la provincia de Ourense son positivos para la asociación provincial de concesionarios, pero su presidente, Ramón Seijas, cree que existe margen de mejora, especialmente en el mercado de particulares. «Es destacable que ese mercado ha crecido menos de lo esperado, especialmente desde la desaparición del plan PIVE», reconoce. Y añade: «Vivimos en un momento de promoción, tan pronto se eliminan los incentivos a la compra, el mercado se resiente». Por ese motivo, considera necesarias nuevas líneas de ayuda. «Hace falta un plan de renovación del parque móvil estructural, para que en un plazo de cinco años se pueda llevar a cabo esa actualización», advierte Seijas, que asegura que los problemas de contaminación que se están viviendo en algunas ciudades tienen relación con esa presencia de coches viejos, más contaminantes. Con todo, pese a emitir más emisiones, el vehículo diésel sigue siendo el favorito de los compradores ourensanos, que hoy por hoy optan por comprar su coche financiándolo, en muchos casos con el propio concesionario.

De cara al futuro, cree Seijas que el sector «debe reaccionar ante el dato de que en Ourense hemos crecido menos que en Galicia y menos que en España».

Volkswagen sigue siendo la marca favorita

Aunque a nivel nacional Renault ya lidera el podio de las marcas más vendidas, en Ourense la alemana Volkswagen sigue a la cabeza. El año pasado se comercializaron en la provincia 372 unidades de este fabricante, seguido de cerca por Opel. La filial de la estadounidense General Motors logró vender a lo largo del año pasado 354 vehículos, una cifra que la sitúa como la segunda preferida por los compradores de la provincia, mientras que Peugeot, con 343 comercializados, se situó en tercer puesto. El cuarto fue para Renault, con 330 coches vendidos, mientras que Seat despachó 328 vehículos. La sexta marca que superó las trescientas unidades vendidas fue Audi, con 319 a lo largo del todo el año. Todas las demás se quedaron por debajo de esa franja. En general, casi todas las marcas notaron el repunte en las ventas, que sobre todo ha sido muy positivo en el mercado de empresas. Fueron 1.036 vehículos los que se comercializaron el año pasado a través de este canal, lo que supuso un repunte del 13 %. A nivel gallego, Ourense fue la provincia en la que se comercializaron menos automóviles.

Coches de súper lujo

Como ya es habitual, no faltan en la estadística de coches vendidos en la provincia las marcas de súper lujo. Ejemplo claro es que los dos únicos vehículos de la marca Rolls Royce que se matricularon el año pasado en la comunidad autónoma de Galicia lo hicieron en Ourense, algo que también ocurrió con el único Bentley que figura en el listado oficial de Anfac.

Del fabricante italiano de vehículos deportivos, Lamborghini, se matricularon en Ourense en el año 2016 dos unidades que, de nuevo, fueron las únicas de la comunidad gallega, al igual que los tres Ferraris que figuran en el listado de la provincia. Aparecen además en esa relación ocho vehículos Jaguar, 14 Lexus y 18 Porsche.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La venta de automóviles subió un 6 % el año pasado en la provincia