Más de lo mismo, pero menos


La campaña arrancó ayer con la tradicional pegada de carteles en el parque de San Lázaro. Hoy es el primero de quince días en los que los ourensanos escucharemos de nuevo a los mismos candidatos con idénticas propuestas a las defendidas el pasado mes de diciembre. Tendremos, otra vez, más de lo mismo, aunque algo menos. Los partidos prevén realizar un gasto menor y, por lo tanto, la intensidad de su campaña también lo será. No en vano, ninguna encuesta ha apuntado hasta ahora a la posibilidad de que la nueva cita con las urnas pueda cambiar algo en Ourense. La puntilla la dio el CIS ayer, que concluye que en la mitad de las provincias pueden bailar los escaños y entre ellas no está la ourensana.

Así las cosas, los partidos se volcarán preferentemente en otros territorios, en aquellos como Pontevedra, donde sí puede cambiar el reparto de escaños salido del 20D. Salvo sorpresa, no vendrá a Ourense ningún candidato a la presidencia del Gobierno de las cuatro principales formaciones. Ni Mariano Rajoy, ni Pedro Sánchez, ni Pablo Iglesias ni Albert Rivera tienen de momento en sus planes pasar por la provincia y, a cambio, habrá que conformarse con otros dirigentes. El PP anunció ayer, por ejemplo, que prevé las visitas de dos ministros: Fátima Báñez, de Empleo, y Alfonso Alonso, de Sanidad. El PSOE tiene previsto al portavoz del grupo socialista en el Congreso, Antonio Hernando, y a María Luz Rodríguez, responsable de Empleo en su ejecutiva federal. Además, En Marea contará con el respaldo, por ahora, de Carolina Bescansa, la responsable de Programas de Podemos.

A los candidatos a la presidencia del Gobierno no los veremos en persona en Ourense y tampoco en demasiados carteles. Los partidos se han comprometido a rebajar de un modo un otro el coste de la campaña y la cartelería o el envío masivo de propaganda electoral por correo están entre los recortes. El PP, por ejemplo, anunció ayer la campaña «máis austera de todas as que se teñen celebrado na democracia», con un presupuesto de 32.500 euros. En las elecciones de diciembre los populares habían gastado 45.059,55 euros.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, los aspirantes ourensanos a diputados tendrán que esforzarse para tratar de hacer llegar mensajes a la ciudadanía que vayan más allá de los que ya vienen prediseñados desde sus respectivas direcciones nacionales y que, normalmente, tienen poco que ver con las necesidades específicas de la provincia, aquellas de las que deberán de preocuparse cuando salgan elegidos. En sus manos está hacer una campaña ourensana y, después, una legislatura también ourensana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de lo mismo, pero menos