El «bescansa» de Jácome


Carolina Bescansa se llevó al Congreso a su bebé y aquello no fue ni conciliación ni teatro: era una estrategia política. En Ourense el líder del principal grupo de la oposición, Gonzalo Pérez Jácome, se ha marcado un «bescansa» con un gesto -el de pedir la reprobación del alcalde- que no es más que eso, estrategia, porque no tiene consecuencias prácticas pero pone el foco sobre él, la atención sobre Jesús Vázquez y todas las expectativas en el PSOE.

Hubo un tiempo en el que, en el Concello de Ourense, no se movía nada. O lo que se movía producía un irritante ruido. En ese contexto se generó la reprobación al entonces alcalde y parte de los ourensanos se sintieron identificados con el gesto porque -aunque sin consecuencias- era como dar un golpe encima de la mesa y recordar que lo importante era la ciudad. Y no todo lo demás.

Reprobado también fue el presidente de la Diputación en un momento en el que, futuribles responsabilidades judiciales al margen, había ciudadanos indignados por descubrir -y de qué manera- los tejemanejes dentro la institución provincial.

Aunque hay gente en desacuerdo con el PP o con la gestión de Jesús Vázquez al frente del Concello de Ourense, lo que está claro es que la ciudad ahora no está inmersa ni en el sinsentido ni en la crispación que alentó las reprobaciones en el pasado. La ciudad marcha -mejor o peor, claro-. Se mueve. Por eso la reprobación parece innecesaria si uno la valora como ciudadano. Otra cosa es si uno se la plantea como político. O como showman.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El «bescansa» de Jácome