Entrenamiento de alta gama

Ofrecen en Ourense la tecnología testada por Usain Bolt y el Bayern de Guardiola

El chaleco con electrodos permite personalizar el trabajo según los requerimientos del usuario.
El chaleco con electrodos permite personalizar el trabajo según los requerimientos del usuario.

ourense / la voz

La electromusculación o entrenamiento con impulsos eléctricos ha marcado un punto de inflexión a distintos niveles de los planes de trabajo físico y de cualquier programa para alcanzar el estado de forma idóneo. Y al hablar de diversos grados de especialización podemos incluir tanto la misión específica de recuperar lesiones como la preparación en la más alta élite del deporte, como han demostrado el velocista jamaicano Usain Bolt o el mismísimo Bayern de Munich, en el calendario técnico que dirige Pep Guardiola. También es posible apelar a ese recurso en Ourense, como recuerda Santi Prieto, uno de los responsables del Estudio Biosaúde: «Fuimos pioneros de esta tecnología en la ciudad. Lo conocimos en una convención de entrenadores a la que acudieron algunos de los mejores especialistas del mundo y allí entramos en contacto con Fran Gómez, su distribuidor en España. Lo probamos y nos quedamos impresionados por sus prestaciones». El propio entrenador personal y su compañera en la iniciativa laboral, Raquel Alija, inciden en que la actividad del biotraje estimula más de 300 músculos a la vez. Se coloca un chaleco y un pantalón corto con electrodos que se ponen en contacto con el cuerpo, a través de la ropa. Se conectan a cada uno de los grandes grupos musculares y los impulsos se realizan en cada uno de ellos, pero dependiendo de la parte del cuerpo que se quiera optimizar puede aumentarse la intensidad de cada electrodo. En palabras del mismo Prieto, sus grandes ventajas radican en que «es posible alcanzar niveles muy altos de trabajo en poco tiempo, de hecho, varios estudios realizados han llegado a la conclusión de que es suficiente con una sesión semanal de veinte minutos, aunque se puede completar con otro tipo de preparación físicas y, en casos muy específicos, con una segunda sesión, siempre que fuera más ligera». De hecho, la mayoría de esas pruebas realizadas coinciden en que durante esos veinte minutos se alcanzan los efectos de cuatro o cinco horas de ejercicios realizados sin el biotraje, puesto que la eficacia de las sesiones con esfuerzos mucho más cortos y concentrados vienen acompañadas de menor presión en las articulaciones y un entrenamiento mental más sano, sin olvidar la rehabilitación de los músculos flácidos. Tampoco cabe descartar otros modelos en los que se utiliza el biotraje simplemente para optimizar hábitos de vida saludable, como los que han puesto de moda personajes con gran calado en las redes sociales, como la actriz Paula Echevarría o la periodista Sara Carbonero, alejadas de la necesidad de alcanzar un máximo rendimiento. Quienes han utilizado el chaleco hablan de una sensación similar a la de moverse atravesando una gelatina espesa o también parecida a la de pasear por un planeta con más gravedad que la existente en la Tierra. De ese modo, un simple movimiento como el de la sentadilla se convierte en un desafío porque los músculos de piernas y espalda están contraídos involuntariamente y actúan como resistencia, aún sin impedirlo del todo. crónica el biotraje revoluciona la preparación física

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Entrenamiento de alta gama