El PP retomará la idea de soterrar el AVE si gobierna tras el 20-N

Miguel Ascón Belver
Miguel ascón OURENSE / LA VOZ

OURENSE

El partido asegura que hay tiempo suficiente para ejecutar las obras

30 sep 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

El Partido Popular no renuncia a soterrar las vías del AVE en la capital ourensana. Si ganan las elecciones del 20-N, retomarán la idea para mejorar la integración de la alta velocidad ferroviaria en la ciudad. Así lo aseguró ayer el diputado popular Celso Delgado, que dijo que en su formación están «convencidos» de que el soterramiento es viable técnica y económicamente, pero «quen ten que facer o estudo é o Ministerio de Fomento», señaló.

Delgado precisó también que retomar la idea de llevar las vías bajo tierra es posible porque aún no se ha aprobado ningún proyecto entre Taboadela y Ourense. Además, soterrar el AVE en la capital de la provincia no retrasaría la llegada de la alta velocidad a Galicia porque las obras del tramo Lubián-Ourense, según dijo, van con mucho retraso y daría tiempo a cambiar el proyecto de integración urbana. «É tantísimo o que queda por facer», lamentó el diputado ourensano, que recordó que el AVE llegó a Valladolid en el año 2007 sin tener la estación finalizada. «É perfectamente posible acometer o estudo de viabilidade técnica e económica», concluyó Delgado, que criticó la demora del Ministerio de Fomento en responder a las alegaciones presentadas por partidos políticos, asociaciones, empresarios y particulares contra el proyecto actual. Según recordó, han pasado más de dos años de silencio por parte del Gobierno central.

Preocupación «brutal»

Celso Delgado realizó estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que diputados y senadores ourensanos del Partido Popular hicieron balance de la legislatura que acaba de terminar. Delgado habló en nombre de todos ellos y dijo que la preocupación es «brutal» debido a la situación económica del país. La diputada Ana Belén Vázquez destacó el incremento de parados y el descenso de autónomos, que en Ourense fue, en ambos casos, muy acusado, aseguró. Estos cerca de cuatro años han sido negativos para toda España, según precisaron, pero especialmente para Ourense porque los grandes proyectos que esperaba la provincia han quedado paralizados. «Ourense non foi precisamente a máis beneficiada», lamentó la senadora Carmen Leyte. Celso Delgado repasó, proyecto por proyecto, las «deudas» del Gobierno con Ourense y centró la mayor parte de su intervención en el AVE. La alta velocidad ferroviaria no llegará, según dijo, en el año 2015 como prometió Fomento, a cuyo ministro, José Blanco, pidió que revise los plazos.