Corriendo a la ribera del Miño

maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Madriñán recaudará fondos para la Fundación Meniños

07 feb 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Veinticuatro horas corriendo sin parar. Día y noche. Entre el 5 y 6 del marzo. Por las riberas del río Miño en Ourense. Ese es el reto que afrontará el ultrafondista ourensano Antonio Manuel Madriñán Fernández, de 28 años. Y lo hará por una buena causa, para recaudar fondos para la Fundación Meniños, que coopera con programas familiares y de acogimiento y adopción de niños.

Antonio reside y trabaja habitualmente como militar en Asturias y será otro ultrafondista asturiano, Demetrio Álvarez, quien lo apoye en este reto, al que se sumarán otros deportistas. Ya lo están haciendo, aportando donaciones y su apoyo a través de la página web del atleta: antoniomadrinan.com. El ciclista Samuel Sánchez, los ultrafondistas Cristian García, Josef Ajram, Alexandra Panayotou o el grupo de rock Los Suaves son algunos de los que han aportado objetos para hacer una subasta con la que recaudar fondos.

El ultrafondista ourensano ya ha participado en otras duras pruebas de exigencia deportiva, como las 24 horas de Barcleona o de La Fresneda (Asturias). También corrió los cien kilómetros entre Madrid y Segovia o el Ultra Trail Aneto, en las que el objetivo era la competición puramente deportiva. Esta vez, la motivación será reunir fondos para Meniños.

Para prepararse para ese esfuerzo físico y mental, Antonio se está entrenando cada día entre veinte y treinta kilómetros. Cuando está en Ourense aprovecha para hacerlo en el circuito donde desarrollará la prueba, en el paseo fluvial del Miño, que consta de unos diez kilómtros. «El ritmo de carrera no tiene que ser muy elevado, pero sí constante y el factor psicológico es quizás lo más importante porque en lo físico estás preparado con tanto entrenamiento. Lo más duro es la noche», prevé Antonio Madriñán.

El equipo de apoyo aún no está definido, aunque el corredor ya cuenta con algunas empresas patrocinadoras que le ayudan en esta hazaña.

Antonio Madriñán espera que se sumen todo tipo de personas al reto, aunque no sea necesariamente para correr, sino para andar por el circuito, ir en bici o acompañar a los ultrafondistas de cualquier otra manera. Se espera que vengan también atletas de otras comunidades, de Madrid o de Asturias, según señala el propio Madriñán.