Lo que tú sientes se llama obsesión (no TOC)

OPINIÓN

El TOC se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que provocan comportamientos repetitivos (compulsiones)
El TOC se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que provocan comportamientos repetitivos (compulsiones)

14 sep 2022 . Actualizado a las 18:48 h.

Banalizar el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Yo también lo he hecho. Hablamos de TOC a la ligera, lo usamos, incluso, para vacilar al compañero que quiere tener su escritorio ordenado, a la amiga que no puede dormir sin cerrar las puertas, o a aquel que no soporta tener una notificación sin abrir en el móvil (yo misma). Obsesiones las tenemos todos. A veces, se les llama excentricidades. El futbolista David Beckham compra cuarenta pares de calzoncillos iguales cada dos semanas; el actor Leonardo Di Caprio cuenta los chicles pegados en la acera; Naomi Campbell, nada más montar en un avión, se pone unos guantes de plástico y desinfecta su butaca y absolutamente todo lo que cree que puede llegar a tocar; Martin Scorsese (como su protagonista en El Aviador) llega a lavarse las manos hasta levantarse la piel; Camila Cabello siente que algo malo va a pasar si no repite una y otra vez el mismo pensamiento; Cameron Díaz limpia los picaportes de las puertas hasta que les quita la pintura; Jennifer Aniston es incapaz de compartir un baño; Julianne Moore tiene controlados los horarios de los semáforos de los alrededores de su casa porque no puede encontrarse ninguno en rojo; Megan Fox solo vuela con canciones de Britney Spears porque está convencida de que su destino no es morir escuchando a la diva del pop … Es solo una pequeña lista con algunos de los famosos que han confesado que padecen TOC.

Pero aquí, de nuevo, nos volvemos a quedar en lo superficial. La realidad es otra, el TOC es uno de los trastornos más incapacitantes que existen. La cabeza se llena de pensamientos involuntarios, irracionales y repetitivos (llamados obsesiones), mientras que la ansiedad, el miedo y la angustia son tan potentes que esa persona solo puede neutralizar esos sentimientos realizando una serie de rituales (compulsiones). ¿Te imaginas creer firmemente que puedes morir si no das cinco golpes en la mesa antes de coger el teléfono? Yo también escucharía en bucle a Britney y lo que hiciera falta.

 El Trastorno Obsesivo Compulsivo es uno de los trastornos de ansiedad más comunes en nuestra sociedad. La Organización Mundial de la Salud lo incluye entre las 20 primeras enfermedades discapacitantes

Mi vida con TOC o cómo ser esclava del número tres

TESTIMONIO ANÓNIMO

En este relato no voy a usar mi nombre real. Y no se trata de una cuestión de vergüenza. A mí no me da vergüenza tener TOC y menos decirlo. Lo que sucede es que, desde hace unos años, ya no digo que tengo Trastorno Obsesivo Compulsivo a la ligera, y menos en mi ambiente laboral. He dejado de contarlo después de una escena que viví hace tiempo.

Para mí el TOC forma parte de mi vida. Y sí, soy una de esas afortunadas que puede decir que este trastorno condiciona mi día a día en parcelas muy concretas. Si dejé de contarlo, de pronunciar ante cualquier de situación cotidiana ese «ah, es que yo tengo TOC», fue porque me sentí juzgada cuando lo dije delante del que era mi jefe. A pesar de que a ambos nos separaba un abismo laboral en cuanto a cargo y experiencia, manejábamos un alto nivel de confianza. ¿Qué sucedió? Pues que no lo entendió. No entendió qué le estaba diciendo y me juzgó. Su comportamiento me lo confirmó. Que le hubiese dicho con normalidad y a la cara que tenía Trastorno Obsesivo Compulsivo hizo que cambiase su opinión sobre mí. Modificó las tareas que me asignaba e incluso empezó a usarlo como una excusa cuando cometía algún fallo que podría haber protagonizado cualquier otro miembro del equipo. En definitiva, me retiró su confianza porque algo raro me pasaba.

Seguir leyendo