Recuperar Crimea

Carlos G. Reigosa
Carlos G. Reigosa QUERIDO MUNDO

OPINIÓN

ALEXEY PAVLISHAK | REUTERS

29 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya se han cumplido seis meses desde la invasión de Ucrania, pero la realidad histórica es que todo esto empezó hace ocho años, cuando Rusia se anexionó por la fuerza la península de Crimea (marzo del 2014). Así nos lo recuerda una y otra vez el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, porque, según él, «esto empezó en Crimea y acabará en Crimea».

La solidaridad internacional fue expresada por unos sesenta países y por la OTAN. «Nunca reconoceremos la anexión ilegal de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia», subrayó Ursula von der Leyen, presidenta de la Unión Europea, quien reiteró que es necesario aumentar la presión internacional sobre el presidente Putin y sus aliados, para conseguir que se respeten los derechos del pueblo ucraniano, hoy tan pisoteados, y se restaure la unidad de la nación atacada e invadida.

Pero la realidad es que nadie cree en una solución del conflicto a corto plazo. Por ello, no se le ponen puertas al campo y, mientras, la guerra continúa. El secretario general de la OTAN insiste en la frase que pronunció en la cumbre de Madrid: «Estaremos con Ucrania todo el tiempo que sea necesario». El mismo que ha acreditado que, de momento, los países integrados en la OTAN han enviado armas a Kiev para seguir la guerra.