Feijoo perdió el debate

César Casal González
César Casal CORAZONADAS

OPINIÓN

Kiko Huesca | EFE

17 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya sé que es difícil perder un debate en el que no participas. Pero los cantos de sirena exagerados que sobre Feijoo se han escuchado en casi toda la prensa de Madrid tras el debate obligan a bajar a la realidad al que fue presidente de los gallegos. Le queda mucho por hacer y el debate no fue ese paseo militar para la oposición que tantos subrayaron. Han puesto a Cuca Gamarra por las nubes para seguir abonando el viento favorable de las encuestas.

Cuca Gamarra, salvo el golpe de efecto de ese minuto de silencio por las víctimas del terrorismo en el aniversario de Miguel Ángel Blanco, no estuvo fina. Se supone que fue Feijoo quien la teledirigió y a su lado estaba sentado tomando notas como alumno aplicado de presidente. Llegaba con el minuto de silencio. No hacía falta ese cambio de guion que los llevó a la derrota dejando de lado la economía y centrándose en ETA, aunque estuviéramos en fecha tan señalada por el crimen canalla de Miguel Ángel Blanco. ETA hace once años que no existe. Hablar tanto de la banda dejó al PP sin tiempo para lo que parece que era su guion inicial y el que de verdad le preocupa a los españoles: la economía, la inflación que nos tiene en coma a los ciudadanos.

Es ese estado catatónico de los bolsillos lo que hace que Feijoo salga en las encuestas cada vez más cerca de la Moncloa. El PP, debió de ser contundente con los números infrarrojos del Gobierno con una deuda pública que ya supone el 118,4 % del PIB. ETA fue un drama. Y hay mucho que hacer para honrar a las víctimas, pero no debió de ser el eje del discurso.