Diálogo, comunicación y reglas claras

Tomás Romagosa DIRECTOR TÉCNICO DE LA ASOCIACIÓN EMPRESARIAL EÓLICA

OPINIÓN

kiko delgado | EFE

10 jul 2022 . Actualizado a las 04:47 h.

La eólica marina, como tecnología de generación de electricidad, constituye un vector fundamental para alcanzar los objetivos energéticos y climáticos, a partir de recursos renovables propios y aportando mayor estabilidad a nuestro sistema eléctrico. Además, supone una gran oportunidad de desarrollo económico e industrial, por su elevado potencial para la creación de empleo cualificado.

España dispone de la cadena de valor completa de la industria eólica marina, forjada a partir del liderazgo internacional en eólica terrestre y de la experiencia de nuestros astilleros, puertos e industrias auxiliares en la fabricación de equipos y componentes para los parques eólicos marinos del norte de Europa. El desarrollo de eólica marina en nuestras costas nos permitirá ir un paso más allá y consolidar nuestro país como gran hub internacional de exportaciones, desarrollo industrial e innovación tecnológica en este ámbito.

En nuestro país, la recientemente aprobada Hoja de ruta para el desarrollo de la eólica marina y de las energías del mar en España ha establecido el objetivo de instalar hasta 3 GW de eólica marina a nivel nacional para el 2030. Para alcanzar estos objetivos es clave trabajar con rigor y diálogo, buscando el consenso y la coexistencia con todas las actividades implicadas en el medio marino.