Los abstemios están perseguidos

César Casal González
César Casal CORAZONADAS

OPINIÓN

Lorena Sopêna i Lòpez

09 oct 2021 . Actualizado a las 18:51 h.

Limitaron la publicidad del alcohol. Y fue una mentira gigantesca. El alcohol tiene barra libre en este país, nunca mejor dicho. Vaya por delante que respeto a todos los que viven del sector (vital para la economía) y a los que saben consumir con moderación y disfrutar de un placer en su justa medida. Pero creo que los abstemios están perseguidos, cuando tenían que merecer el máximo respeto y, en muchos casos, un aplauso.

Los que beben sin freno no soportan a los que no lo hacen. Y la toman de forma especial con los que directamente no beben nunca. La empatía no es una de las virtudes de una persona que lleva unas copas encima y al que ya se la traba la lengua, o se le lengua la traba. No tiene cintura una persona que ha dejado de serlo para convertirse en esa canción: litros de alcohol corren por mis venas.

No son flexibles. Son tiránicos. Quieren convertir a todos a su dictadura. No se dan cuenta de que tal vez sean ellos los sometidos a la tiranía de los grados de alcohol. Más de uno por seguir por un camino que no lleva a ninguna parte, pasándose en el consumo diario, saltándose lo razonable, debería de asistir a alguna reunión de alcohólicos anónimos para recibir una lección a tiempo. Pero no, son ellos los que se las dan a los demás. Sobre todo cuando están calientes, subidos ya a unas cuantas copas de más.