Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

En defensa de Vargas Llosa

OPINIÓN

María José López

04 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Cualquiera que se haya asomado a las páginas y discursos de Vargas Llosa sabe que es un liberal y un demócrata sin tacha. Y por eso me parece injusta la interpretación torticera de una frase, intencionadamente recortada, con la que se encendió la hoguera que quiere chamuscarlo. «Lo importante en unas elecciones -dijo el Nobel- no es tanto como que haya libertad en estas elecciones, sino votar bien. Porque los países que votan mal, como ha ocurrido en algunos países americanos, lo pagan caro». Decía Abelardo, en su Apología (siglo XIII), que «nada hay tan bien dicho que no pueda ser mal interpretado». Y digo yo, a la vista de las palabras de Abelardo y Vargas Llosa, que, para las personas honradas e inteligentes, nada hay tan mal dicho que no pueda ser entendido y rectamente interpretado. Y a eso dedico esta reflexión. 

La frase de Vargas Llosa fue pronunciada en un contexto en el que estaba ensalzando la libertad. Por lo que, si se prestan vista y oídos a lo dicho, a nadie que haya leído un libro se le oculta lo que en realidad quiso decir: que el problema de las democracias de hoy no es ganar el voto libre, cosa que, en términos generales, ya tenemos, sino votar informados y responsablemente. Porque, si nos equivocamos al votar -por desinformación o ignorancia-, corremos el riesgo de caer en el desgobierno. ¿Es tan difícil entender que los que votan a Trump, Maduro, Orbán o Le Pen, lo hacen libremente, pero se equivocan? ¿Hay alguien que dude de que los que apoyaron el brexit lo hicieron libremente, pero fueron al revés de la historia?

Si la advertencia que hizo Vargas Llosa es un ataque a la democracia, ¿qué argumento cabe emplear en un mitin contra los que votan a Vox o a Bildu?