La banca y la responsabilidad social

Javier Guitián
Javier Guitián EN OCASIONES VEO GRELOS

OPINIÓN

ADRIÁN BAÚLDE

18 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los bancos españoles han cerrado 3.300 sucursales en el último año, que serán al menos 2.000 más antes del fin del 2021. Desde el 2008, el número de oficinas se ha reducido en torno a un 50 por ciento y el de cajeros automáticos un 20 por ciento. Es previsible que estas cifras se incrementen en los próximos años generando la exclusión bancaria de la población rural, de la que Galicia es un buen ejemplo.

Dejando al margen el dinero que los bancos nos han costado todos, nuestro sector bancario nunca se ha caracterizado por su transparencia. Nacido en buena parte de la connivencia con el régimen fascista, su plana mayor ha estado siempre trufada de unos pocos apellidos afines al régimen y políticos de pasado oscuro que se han enriquecido en los años de la dictadura.

La posterior profesionalización de la gestión, no siempre exenta de esos males, se nos vende como una historia de éxito, de modernización, de progreso tecnológico, etcétera, pero ha estado al margen de los ciudadanos, de sus clientes. Basta asomarse a los escándalos de las preferentes, las cláusulas suelo o su papel en los desahucios para ver que no han sido los criterios de interés social los que han guiado su actuación.