Un cóctel veraniego

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

Manuel Laya

01 ago 2021 . Actualizado a las 10:16 h.

Hubo un tiempo en que era práctica habitual en grandes empresas recibir las vacaciones de verano con un cóctel en el que participaban los trabajadores. Se pretendía crear así un clima laboral favorable y conciencia de equipo. No servía para nada, pero se celebraba año tras año.

Lo mismo que la Conferencia de Presidentes que el viernes capitaneó en Salamanca Pedro Sánchez y cuyos resultados eran conocidos semanas atrás, pese a que se trataba de buscar consenso en el reparto del maná europeo. Una convocatoria de dos párrafos. Un presidente que se niega a ir. Otro que solo participa después de haber cobrado asistencia y desplazamiento. Los restantes que se reúnen bajo el más acusado escepticismo. Los entusiastas de su celebración que la defienden para «decirnos a la cara lo que nos estamos diciendo a través de los medios». Y los de enfrente hablando de «fake» y «fraude». Un completo exitazo. 

Claro que disponiendo de un Senado en funcionamiento, y el nuestro de momento que sepamos lo está, a juzgar por lo que nos cuesta; un Senado que fue diseñado como cámara territorial, lo de las reuniones presidenciales se asemeja más a una cuchipanda de exalumnos en la que solo se abordan cuestiones banales. Las vacaciones de la familia, la renovación de Messi y la veda del choco en las Rías Baixas.