Funk, al espacio con 82 años

Yashmina Shawki
Yashmina Shawki CUARTO CRECIENTE

OPINIÓN

HANDOUT

04 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de seis décadas después de que se iniciara la pugna entre Estados Unidos y la ex-URSS por desarrollar el mejor programa espacial, y de que otros países se hayan ido incorporando a la conquista del espacio, varias empresas privadas pelean por acaparar el mayor trozo del pastel más allá de nuestra estratosfera. La competencia por colaborar con la NASA y otras agencias espaciales también se desarrolla en el ámbito mediático y, estos días, Jeff Bezos, el fundador de Amazon y creador del proyecto Blue Origin ha dado un gran golpe de efecto al anunciar que, Wally Funk, una veterana piloto de 82 años, participará en un corto vuelo fuera de la gravedad terrestre.

Funk fue una de las únicas 13 mujeres que superó, en 1961, el programa de pruebas secreto creado por Randy Lovelace II, y financiado con fondos privados denominado Mercury 13, que tenía por objeto estudiar si ellas podían soportar las mismas pruebas a las que se sometían a los hombres que aspiraban a convertirse astronautas. Pese a los estupendos resultados obtenidos en las dos primeras fases, el proyecto fue suspendido en la tercera por la prohibición de llevar a cabo las últimas pruebas en las instalaciones de la NASA. Los prejuicios sexistas de la época impidieron que estas féminas llevaran a cabo la misión para la que se habían preparado tan duramente. A las exigencias físicas se les impuso el acceso a una carrera técnica superior pero, lo que realmente justificó el freno a su avance fue la imposibilidad de formarse como pilotos de jets. Paradójicamente, dos años después, Valentina Tereshkova, una rusa sin la formación exigida a las estadounidenses se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio.

Si hoy las mujeres seguimos peleando por acceder a todo tipo de profesiones en condiciones de igualdad, imaginemos lo duro que tuvo que ser para pioneras como Funk.