Fragmentos de la Tierra

Carlos G. Reigosa
carlos g. reigosa QUERIDO MUNDO

OPINIÓN

JEROME FAVRE

28 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los grandes países de la Tierra, en vez de estar unidos armónica y solidariamente, siguen compareciendo como fragmentos de competencia y de discordia, y mantienen sus equilibrios en virtud de la historia que los fue forjando con el paso de los siglos. 

Es sabido que Rusia, con sus 17 millones de kilómetros cuadrados, es el más extenso del planeta, pero solo el noveno en número de habitantes (144 millones), mientras que China, con 1.412 millones de nativos, suma la mayor cifra de población. EE.UU., con 9,52 millones de kilómetros cuadrados y 334.398.000 convecinos, figura como la primera potencia mundial. Y, sumados los países de la OTAN, su población superaría los 940 millones de habitantes. Unas cifras que sirven para hacerse una idea del actual orden del mundo en términos de población y poder. Sin dejar en el olvido a la India, con sus casi 1.400 millones de vecinos, pero con un peso político-militar muchísimo menor.

Son datos del mundo en el que vivimos, pero del que, en verdad, solo tenemos una información de sus cúpulas, porque del resto apenas se difunden noticias. La gran partida se juega, como corresponde, entre los grandes: EE.UU., China, Rusia y la Unión Europea, sin desdeñar los papeles de otros países como Japón o Indonesia.