El CIS y el ¡zas!


Desde que se instauró la democracia, el CIS tuvo un gran prestigio, a lo que contribuyó el hecho de que sus sucesivos presidentes fueran especialistas respetados que, más allá de sus ideas o lealtades de partido, supieron mantener un alto nivel de profesionalidad que convertía sus estudios en una referencia.

Todo ello, claro, hasta que en el 2018 llegó a la presidencia del organismo José Félix Tezanos, procedente directamente de la Secretaría de Estudios y Programas de la Comisión Ejecutiva del PSOE. Con su abuso partidista de una institución que se mantiene con el dinero de todos los españoles, Tezanos ha hundido el prestigio que el CIS había acumulado durante décadas. Y ello hasta el punto de que muchos medios de comunicación encabezan sus informaciones al respecto con la entradilla «el CIS de Tezanos», lo que nunca había sucedido.

Es cierto que los resultados de los sondeos electorales suelen ser motivo de polémica, pero también que jamás había pasado lo que ahora: que cada vez que se hace público un estudio del CIS sobre elecciones se produce un auténtico ¡zas! en el debate partidista, onomatopeya que indica, según la RAE, el sonido de un golpe o el golpe mismo. Porque eso es, de hecho, cada nuevo estudio electoral del CIS de Tezanos: un golpe frente a lo que indican todos los realizados por institutos privados, que viven de acercarse a la verdad y no, como este vergonzoso CIS, de estar al servicio de un partido.

El último ¡zas! de Tezanos ha logrado superar todos sus manejos conocidos. No solo sucede que las previsiones sobre el reparto de los votos en las elecciones madrileñas no se corresponden, como ya es habitual desde la llegada de Tezanos, con la media de las demás encuestas conocidas; o que los resultados están claramente sesgados contra el centro-derecha, como también acontece desde que el dirigente socialista controla el centro en beneficio de los partidos de la izquierda y sobre todo del PSOE.

Es que, en este caso, se ha producido una burda manipulación en la atribución de los escaños, que ha sido denunciada como un clamor por todos los especialistas españoles. En unas elecciones con circunscripción única y muchos diputados en juego, como en las regionales de Madrid, le relación entre votos y escaños tiende a la proporcionalidad, lo que hace imposible, por ejemplo, que Podemos, con el 8,7 % de los votos, obtenga 10 escaños, y Vox, con el 5,4 %, obtenga 9. Con los resultados del CIS, la izquierda tendría que lograr 70 escaños por 66 la derecha. Pero Tezanos, con la evidente intención de movilizar el voto al PSOE, mucho menos motivado que el del PP según los propios datos del sondeo, da un empate (68 a 68).

José Félix Tezanos hace mucho que está incapacitado para ser presidente del CIS por actuar de una forma partidista a favor de quien lo ha nombrado para dirigir una institución que solo si es neutral sirve al país que la financia. Pero esta vez sus trampas han superado con mucho lo admisible, por lo que debería dimitir ya o ser cesado de inmediato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Tags
Comentarios

El CIS y el ¡zas!