Policías para un concurso

Francisco Ríos Álvarez
Francisco Ríos LA MIRADA EN LA LENGUA

OPINIÓN

Sandra Alonso

20 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En una carta al director publicada hace unos días en este periódico, una lectora se quejaba de la dificultad de una de las pruebas para el acceso a la Policía Nacional. Todos los años se repite la misma historia: millares de opositores -en esta ocasión 16.754- deben superar varios exámenes, uno de los cuales es un test que han de resolver en ocho minutos. Se les da una lista de cien palabras y tienen que señalar cuáles son correctas y cuáles no según el diccionario de la Academia Española.

Que una palabra no esté en el Diccionario no es prueba de su incorrección, sino solo de que no está en esa obra. Y al examinando se le puede preguntar si una palabra es correcta, pero no que conozca las 93.111 entradas del Diccionario de la lengua española. Con estas se pueden preparar decenas de test en los que quien diseñó el examen no acertaría ni una.