Miquel Iceta y el trampantojo federal

Roberto Blanco Valdés
Roberto L. Blanco Valdés EL OJO PÚBLICO

OPINIÓN

Casa de S.M. el Rey

29 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En su toma de posesión, antes de ayer, Miquel Iceta, flamante ministro de Política Territorial, afirmó ser un «federalista convencido». Basta, sin embargo, seguir su trayectoria para constatar la confusión que padece el dirigente socialista catalán, quien, lejos de ser un federalista convencido, está en realidad convencido de ser un federalista, lo que resulta completamente diferente.

Tal confusión, que no solo afecta a Iceta sino a otros muchos políticos de izquierda y a no pocos de los profesores que los proveen de doctrina, procede de un erróneo entendimiento de la naturaleza y fin de los federalismos, que ni como teoría ni como práctica pretenden acabar con las naciones, sino unirlas en estados con posibilidades de futuro.