Apenas nos ha dado tiempo a retirarle el precinto al 2021 y este ya se ha revelado como un año dispuesto a disputarle el protagonismo a su antecesor. En menos de diez días, las televisiones han tenido que cambiar de planes dos veces para improvisar informativos capaces todavía de sobresaltar a espectadores que cargan sobre sus hombros meses y meses de pandemia.

La primera impresión se la llevó el día de Reyes el público de MasterChef Junior, arrancado de su rato de evasión por un anuncio que avisaba de que al término del programa se emitiría un especial sobre el asalto al Capitolio de Estados Unidos por una turba de fanáticos. En ese momento, el canal 24 Horas ya estaba consagrado en exclusiva a la crisis en Norteamérica y García Ferreras se había presentado en los estudios de La Sexta en pleno festivo.

Cuando el viernes las noticias de Antena 3 cortaron la final en directo de Tu cara me suena, algunos pensaron que los temores de Nancy Pelosi se habían cumplido y Donald Trump había activado el botón rojo. No era eso. Ahora que ya no existen los informativos de madrugada, no había en la casa ningún locutor de guardia que pudiera ponerse frente a la cámara a golpe de viernes por la noche para decir aquello de «interrumpimos la programación...» Se limitaron a reproducir una extraña grabación que confirmaba que la nevada prevista desde hace días había llegado y, como siempre, nos había pillado desprevenidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Última hora