DGT, más multas y menos gestión


A la DGT solo le importa el dinero

Morir en este país no es grave. Lo grave es que te saque una foto la Dirección General de Tráfico. Todo lo que no está prohibido es obligatorio. Nuestros gobernantes llevan décadas encontrando la excusa de la seguridad vial la lotería perfecta para obtener unos beneficios que son incapaces de lograr con una gestión eficaz del dinero público. Hacen caja por nuestro bien, dicen. Por nuestro bien llenan las carreteras y autovías de radares y controles, sospechando de forma generalizada de que todos los conductores circulan en estado ebrio. Se está haciendo un uso sesgado de los instrumentos legales empleando la Ley de Seguridad Vial con afán recaudatorio para perseguir y acosar a los ciudadanos. Fernando Casar. Ourense.

  O impredicible do predicible 

A contumaz postura de don Donald Trump para non aceptar os resultados das derradeiras eleccións no seu país, ten unhas consecuencias desastrosas para o significado da democracia. A súa actuación, nos catro anos do seu mandato, estivo salpicada de posturas e mensaxes cargados de autosuficiencia; de ninguneo dos seus rivais políticos; de decisións controvertidas; de asedio aos medios de comunicación críticos; de reaccións airadas; de discursos hilarantes… Pero nunca se puido sospeitar que tal currículo desembocase no asalto ao Parlamento por simpatizantes alentados polo propio presidente. Un presidente que non acepta os resultados con motivos infundados de fraude que xa negaron todas as institucións xudiciais ás que recorreu. Resulta difícil imaxinar como puido chegar ao Goberno dun país potencia económica mundial e de sólida cimentación democrática. Pero aínda é máis significativo comprobar como moitos dos seus cidadáns seguen a confiar cegamente nunha figura que é a antítese do respecto, da tolerancia, do sentido común; da igualdade, da sinxeleza; da bonhomía. Manuel Romasanta. Sigüeiro.

 Ocupamos el lugar que nos toca 

Se nos llena la boca de nobleza y dignidad pero tenemos la mente ocupada con mucha ambición, y el corazón, con solidaridad, pero no con la necesaria. No puede ser que el lugar o la familia en la que nacemos determine nuestro afortunado o desafortunado destino, y que nuestra condición humana intente compensarlo pero no remediarlo. Es normal que una persona sea de una forma u otra por sus genes, pero es anormal que lo sea por sus orígenes. Bien es verdad que aunque todo el dinero del mundo se repartiera equitativamente, no se resolvería el problema de la desigualdad pues no se pueden repartir ni las capacidades personales ni la suerte, encargadas de marcar las diferencias. Pese a todo, al menos debería existir un límite infranqueable por abajo marcado por la dignidad y que en caso de sobrepasarse fuera obligatorio reponerlo. Luis Cabaneiro. Lugo.

 ¿Quién trabaja en esa ventanilla?

La Administración sigue parada. Miles de trabajadores están en paro y no han cobrado su prestación por desempleo porque no hay quién los atienda. ¿Es normal que con la que está cayendo los responsables de tramitar esta documentación se hayan cogido vacaciones/días de descanso? Es una situación inaudita estando atravesando una pandemia mundial y brutal, con miles de muertos. En la Administración la responsabilidad brilla por su ausencia. Sí, ya sé que hay excepciones, pero ¿dónde están? ¿Teletrabajando? Perdonen que me ría. Dolores García. Pontevedra.

  La dictadura de Nicolás Maduro

Ante la farsa que se montó la dictadura de Nicolás Maduro con las elecciones del pasado diciembre para consolidar su control absoluto del poder, no puede olvidarse que uno de los asesores que tuvo el chavismo, tiempo atrás, es el actual vicepresidente Pablo Iglesias. Es evidente que los supuestos consejos del líder de Unidas Podemos no han abierto camino al respeto de las libertades y los derechos humanos en Venezuela. ¿Cómo ha sido posible que uno de los países más prósperos de América haya derivado hacia la ruina económica y social, acompañada de un férreo control de las instituciones y una implacable persecución de la oposición? Recordemos que el primer paso que dio Chaves fue el control del poder judicial, tal como auspicia Iglesias para su país con la complacencia de un PSOE aplanado. Valentín Abelenda. Gerona.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

DGT, más multas y menos gestión