Viva con ilusión, es sano


La ilusión y los sueños caminan siempre juntos y unidos a la magia, hacen que nos sintamos bien. Es un sentimiento que nos da fuerza. Así desde pequeños recurrimos a la ilusión para desear (un juguete, un amigo, un muñeco, un planeta nuevo…), y a medida que vamos creciendo nos acompañamos de ella para poder hacer realidad (un viaje, un proyecto de futuro, estar con aquella persona que amamos…), en definitiva, nos ayuda a alcanzar objetivos. Sin ella todo es más difícil, todo cuesta más; incluso podemos llegar a bloquearnos; con ella no hay desgana, no hay pereza porque la ilusión está conectada con la novedad, aporta dinamismo y ganas de vivir.

Emoción e ilusión conectan con lo positivo, nos motivan, mejoran el estado de ánimo llenándonos de energía y alegría. Por ello debemos renovar la ilusión y, aunque con los pies en la tierra, buscar esa sensación que, por pequeña que sea, nos proporcionará bienestar emocional. Como argumentaba Eduardo Punset, «lo que los científicos llaman el circuito de búsqueda en el hipotálamo de nuestro cerebro es el que alerta de la felicidad y del placer y solo se enciende durante la búsqueda no durante el propio acto». Ahí es donde radica la felicidad, en la expectativa.

Y siendo esto así…

¿Quién de niño no tuvo ilusión con la noche mágica de Reyes Magos, con esos sueños que nos parecían inalcanzables igual que lo parecen las estrellas del firmamento?

Es por esto que, ahora más que nunca, debemos poner en alza el valor de dicha tradición navideña. Tras un año donde la ilusión brilló por su ausencia, tenemos que convertirla en la estrella polar que guía nuestros caminos, tal y como ocurrió con los tres Reyes Magos de Oriente. Son de sobra conocidos los propósitos de Año Nuevo, al igual que lo difícil que se nos hace cumplirlos.

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, siempre nos han dicho que debemos disfrutar el camino hasta la meta, sin embargo, también necesitamos toneladas de ilusión que nos den la energía necesaria para permanecer en una carrera de fondo que no ha hecho más que comenzar.

Por María Begoña Castro Iglesias Miembro de la sección de Psicoloxía Educativa del Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Viva con ilusión, es sano