Y Venezuela habló


Con una abstención superior al 80 %, el pueblo venezolano decidió quedarse en casa en un proceso electoral donde el Tribunal Supremo de Justicia secuestró los partidos políticos opositores e inhabilito a la mayoría de los diputados vigentes actualmente en la Asamblea Nacional.

Según el Consejo Nacional Electoral, de los 277 diputados en juego en estas elecciones 260 ya han sido asignados a la alianza del Polo Patriótico que respalda a Nicolás Maduro y solo 10 a otros participantes, faltando solo siete escaños por asignar; todo esto dentro de una Asamblea Nacional en la que en la actualidad las dos terceras partes son diputados opositores.

La familia de Nicolás Maduro, su esposa, Cilia Flores, y su hijo Nicolás pasan a ser a partir del 5 de enero diputados, así como los radicales más íntimos del entorno: Diosdado Cabello, Iris Valera, Ricardo Sánchez, Jorge Rodríguez, entre otros.

El pueblo venezolano mostró su rechazo a este proceso. Muchos ciudadanos estaban en las carreteras del país dentro de sus vehículos haciendo colas kilométricas para colocar gasolina.

Partidos políticos como Acción Democratica y Voluntad Popular les fueron arrebatados a sus directivas y entregados a aliados del régimen para que participaran en este proceso.

El totalitarismo se ha impuesto en Venezuela. Solo cuatro gobernaciones de Estado y 27 alcaldías están en manos opositoras, mientras todos los poderes los maneja el Estado.

Para los próximos días se efectuará una consulta popular propuesta por la Asamblea Nacional que preside Juan Guaidó.

Venezuela es hoy un país empobrecido. Los ciudadanos de muchos estados cocinan con leña por falta de luz, no hay agua, no hay gasolina y escasea la comida y las medicinas.

Por Josy Fernández Alcalde de Los Alias (Venezuela)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Y Venezuela habló