Cintora se mide con Ferreras


Con el inicio del nuevo curso TVE afrontó el remozado de sus mañanas. No debe de ser fácil competir contra Ana Rosa y Susanna Griso cuando caminas sobre la cuerda floja del servicio público al mismo tiempo que aspiras a arañar audiencia. TVE creó La hora de La 1, eliminó Los desayunos y metió la tijera al Corazón a la hora de comer. El proceso culminó la semana pasada con el estreno del programa de Jesús Cintora Las cosas claras. No puede ocultar su objetivo de rivalizar con Al rojo vivo. Debate de actualidad, mesa de colaboradores y pantalla dividida en varios planos, para que el espectador tenga muchos puntos de referencia y no baje la guardia. El espacio de Cintora es igual al de Ferreras, con quien vuelve a medirse como hizo en otros tiempos en Las mañanas de Cuatro.

El programa no ha sentado bien en algunos sectores de TVE. Ha habido dimisiones y los trabajadores volvieron a sacar del armario sus camisas negras para promover la campaña «las cosas oscuras». Sus críticas se basan en que, por ley, los informativos de la cadena pública no pueden ser producciones externas y este programa lo es. La controversia radica en si es o no un informativo. TVE lo presenta como «actualidad, entretenimiento, análisis, curiosidad, rigor, pluralidad, dinamismo». Sus temas principales de ayer fueron las restricciones por Navidad, la situación sanitaria, las cuentas del rey emérito en Suiza, los presupuestos y la rueda de prensa del ministro Illa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Cintora se mide con Ferreras