Hoy el PSOE es Sánchez


No hay otra. Ganaría con minoría siete elecciones más. Vox le ha hecho el favor que le faltaba a Pedro Sánchez para creer que es tan importante que es el único ser humano que no tiene sombra. El líder socialista tuvo que contener el gesto para no mostrar euforia tras la moción. Dijo Carlos Herrera que el diputado socialista que vota obligado a favor de Sánchez es un animal mitológico. No existe el diputado que no es sanchista. Tiene razón. Añade que el barón socialista también es, desde hace mucho tiempo, un animal mitológico. Hace demasiado que los barones socialistas no existen. No hay voces críticas. No existe el que se atreva a llevar la contraria al líder. Y cuando lo hacen o amagan son masacrados. Ni Felipe González tuvo tanto poder. Felipe tenía a Alfonso Guerra, que en teoría estaba a su servicio, pero era Alfonso Guerra y tenía criterio. Hoy el PSOE es Sánchez. Se ha apropiado de la marca que mejor funciona en la política española desde la Transición. O en su filosofía de vida, en la de Sánchez, habría que decir que es el dueño de la marca política más resistente en este escenario irrespirable en el que se ha convertido el Congreso. Tanto es así que el presidente del Gobierno se atreve hasta con la monarquía. Algo parecido hizo Jose María Aznar en su día con el rey emérito cuando era el inquilino de la Moncloa. Aquel José María Aznar de las Azores y de los pies en la mesa. A Sánchez, desde que ganó a Susana Díaz, le sale todo. Hasta con una pandemia que sigue arrasando a miles de familias y a la economía. Pérez Reverte lo retrató muy bien en su aparición en la Sexta. Dijo que el personaje de Sánchez le tenía fascinado. «Es como los políticos renacentistas o los secundarios de Shakespeare, realmente le importa todo un huevo de pato». Él sigue siempre hacia delante. «Es inmune a las hemerotecas. Es ambicioso, sin escrúpulos, valiente. Es un killer. Los ha matados a todos. Y a los que no ha matado los va a matar. Mató a Rajoy, mató a González, mató a Guerra, matará al rey si puede… A Pablo Iglesias no, porque lo necesita, pero cuando llegue el momento lo matará también. Cada vez que le abraza le está buscando el lugar de la costilla donde le va a meter la navaja. Para un novelista es un personaje extraordinario». Así fue la contundencia esclarecedora de Pérez Reverte. Y sentenció que él, en «esta España de políticos moñas», es «un fan de Leo Harlem, de la Guardia Civil y de Pedro Sánchez», para que no tergiversen sus palabras en las redes que enredan. Sánchez ha resucitado el lema histórico, el imperio donde no se pone el sol. El imperio de Sánchez. El sol de Sánchez. Con los presupuestos enfilados para aprobarlos, hay Sánchez para rato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Hoy el PSOE es Sánchez